Reabierta la calle González Gallarza de Lardero tras la mejora de la seguridad vial

Un coche transita por la calle González Gallarza de Lardero. /
Un coche transita por la calle González Gallarza de Lardero.

Las obras, con un coste de 184.351 euros, amplían las aceras y eliminan las barreras arquitectónicas

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

El pasado viernes se procedió a la apertura para la circulación de vehículos de la calle Eduardo González Gallarza, de Lardero, que permanecía cortada al tráfico desde el pasado mes de marzo. «Las obras han dotado a la calle, una de las principales vías de Lardero, de seguridad vial para todos los vecinos, consiguiendo así aceras más amplias y zonas con cota cero para personas con movilidad reducida y personas con discapacidad», explica el equipo de Gobierno del Ayuntamiento larderano en un comunicado.

La obra fue adjudicada a la empresa Eduardo Andrés por un importe de 184.351,82 euros y con un plazo de ejecución de cuatro meses, además de con una garantía de un año. En esta acción se ha aprovechado para renovar la red de saneamiento y el alumbrado público. Aunque la intervención sobre el asfalto y las aceras había finalizado hace semanas, faltaba completar el nuevo mobiliario urbano para poder dar por entregada la obra. Y es que esta era, en palabras del equipo de Gobierno de Lardero, «muy demandada por los vecinos al tratarse de la calle central del casco urbano de la localidad y, a pesar del trastorno originado por las obras, esperemos que mejore la seguridad vial».

Desde el pasado sábado los vehículos ya han podido circular por la calle y el servicio de autobús se restableció ayer lunes, con la línea habitual y las paradas establecidas anteriores a la obra, ya que durante estos meses el transporte público se ha visto obligado a seguir un itinerario alternativo, por las avenidas de San Pedro y San Marcial.