«El pueblo se originó tras la llegada de unos mineros a una mina de alumbre»

Héctor González Cruz junto al edificio de usos múltiples de Rincón de Olivedo. :: s.s.j./
Héctor González Cruz junto al edificio de usos múltiples de Rincón de Olivedo. :: s.s.j.

Héctor González Cruz Estudioso de la historia de Rincón de Olivedo

SANDA SAINZ RINCÓN DE OLIVEDO.

Una de las actividades novedosas de las fiestas de Acción de Gracias y Virgen de la Antigua consistió en una charla sobre la historia de Rincón de Olivedo a cargo de Héctor González Cruz, desde la época de los dinosaurios, en el Cretácico inferior, hasta la Edad Moderna. Resultó un éxito y el salón de usos múltiples se quedó pequeño. Héctor es un rinconero de 33 años, residente en Logroño, químico de profesión y apasionado por la historia de su pueblo.

-¿Cuándo comenzó a interesarse por el pasado de su pueblo?

-A los 18 años más o menos comencé a revisar bibliografía y salía al monte a buscar fósiles y minerales. Aquí hay huellas de dinosaurios descubiertas como el yacimiento de Valdebraje, prácticamente perdidas por la erosión provocada por un riachuelo. El de Las Navillas también sufre problemas por la erosión. Además se sabe de la existencia de más icnitas pero no las han sacado a la luz.

El arzobispo Carrillo (que casó a los Reyes Católicos) explotaba la mina en el término de Olivedo

-¿Qué destacaría de la historia de Rincón de Olivedo?

-Sobre todo el siglo XV. Se puede decir que entonces se originó el pueblo tras la llegada de unos mineros para explotar una mina de alumbre. Los trajo el arzobispo de Toledo Alfonso Carrillo (el que ofició el matrimonio de los Reyes Católicos). La mina está en el término de Olivedo que ahora pertenece a Igea, y la casa Carrillo, que se creó como fuerte defensivo y para tratar el alumbre. De ahí proviene el nombre Rincón de Olivedo. La iglesia primitiva se levantó en honor a San Alberto Magno, patrón de los químicos. También está la imagen de Santa Bárbara, patrona de los mineros. Está todo relacionado. Al arzobispo Carrillo le fascinaba la alquimia, protociencia de la que derivó la química.

-¿De cuándo datan los primeros documentos?

-Los primeros registros de población y de cofradías aparecen un siglo después de la construcción de la iglesia, a principios del XVII. En 1609 se creó la cofradía del Rosario. La mina dejó de funcionar en el siglo XVI y a partir de ese momento la economía de la zona se basó en el estraperlo, en el contrabando.

-¿Ha encontrado mucha documentación y bibliografía?

-No. Ha sido bastante costoso. Encontré alguna información del arzobispo de Toledo y en libros genéricos de España relacionada con alquimia y la explotación minera. También en obras de Cervera, citando Rincón de Olivedo como parte del municipio. A principios de los sesenta un calagurritano, José María Solano Antoñanzas, escribió un libro sobre etnología de Rincón de Olivedo o Las Casas.

-¿Alguna curiosidad?

-En la primera mitad del siglo pasado fue uno de los pueblos que más creció de La Rioja. Hubo quintas de hasta cuarenta personas en 1936-1937. Otra curiosidad: en el siglo XIX había una leyenda que decía que una señora, Sotera García, encontró oro de Carrillo (por lo que vino aquí el arzobispo) y pasó de la pobreza a ser rica. Me lo contó mi tío Santos que fue quien me indujo a buscar información de Rincón de Olivedo.

 

Fotos

Vídeos