Poca calma tras la tormenta

Una finca anegada después de la repentina tormenta sufrida el domingo cerca del municipio de Zarratón. :: l.r./
Una finca anegada después de la repentina tormenta sufrida el domingo cerca del municipio de Zarratón. :: l.r.

Agricultores y alcaldes evalúan la situación tras las lluvias como «preocupante» pero no «desastrosa»

J. LÓPEZ

Tras la tormenta llega la calma, o no. Agricultores y alcaldes de La Rioja Alta comienzan la semana con la tarea de evaluar los daños que las tormentas de este fin de semana han provocado en municipios y explotaciones.

Abel González, técnico del sindicato ARAG-ASAJA, asegura que la situación que se ha encontrado en la zona, «desde Agoncillo hacia arriba», es «preocupante pero no desastrosa». Es pronto para dar cifras, pero afirma que ha sido «bastante desigual en función de las zonas».

González alerta, sin embargo, de que «la situación del clima sigue inestable esta semana». Además, reconoce que «el agricultor debe estar muy atento al clima y no tardar en evaluar los daños para dar parte a sus respectivos seguros».

La parte buena, si es que existe, para González es que «el agricultor cada vez es más consciente de la utilidad de invertir parte de sus recursos en los seguros».

González explica que, aunque el agua es buena para los cultivos, este temporal «retrasa la recolección de los cereales, el tratamiento fitosanitario de las viñas y la plantación de la alubia o el guisante».

Para Adrián Martínez, técnico del sindicato UAGR, la labor de evaluación de daños llevará varios días porque «ahora hay zonas completamente anegadas sobre las que hay que esperar para que se puedan tratar».

Asegura que «aunque el diámetro del granizo no era muy grande, la lluvia amortiguó el efecto dañino de la piedra y ahora no es tan grave».

Numerosos daños

Víctor Manso, alcalde de Zarratón asegura que «no había pasado nunca una tormenta tan intensa en tan poco tiempo». En menos de media hora, el cielo se abrió y dejó, además de granizo, entre 40 y 50 litros por metro cuadrado.

En Gimileo, dicha intensidad ha provocado socavones en varias vías, el Zamaca se desbordó anegando las parcelas conlindantes y cifran en un 60 por ciento la cantidad de viñas afectadas.

En Haro, la Policía Local ha informado de que se han registrado algunos problemas tales como anegamiento de calzadas, rotura de ramas o de alguna teja, aunque los agentes destacan que «no ha habido que lamentar daños personales».

Según el sindicato UAGR, se han notificado partes de siniestros por granizo en viñas de Briones, Gimileo, Haro, Briñas, Bañares o Elciego.

También han recibido partes de fincas de cereal en Badarán, Berceo, San Millán de la Cogolla, Santo Domingo de la Calzada y Zarratón.

Plantaciones de colza se han visto afectadas en las localidades de Santo Domingo y Bañares y los propietarios de otras parcelas de municipios como San Vicente y la vecina Laguardia también han dado parte de siniestros por el temporal.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos