La CHE ordena la demolición de la vieja piscifactoría de Torrecilla

La CHE ordena la demolición de la vieja piscifactoría de Torrecilla

Abandonada desde hace años, suponía, en palabras del alcalde, «un atentado contra el paisaje»

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

La vieja piscifactoría de Torrecilla en Cameros deberá ser desmantelada, después de una veintena de años de abandono. La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha ordenado a la empresa propietaria, Piscifactoría del Iregua, «la demolición del azud y del resto de instalaciones comprendidas dentro de la zona de dominio público hidráulico y adecuar la zona de servidumbre y el cauce una vez efectuadas las demoliciones», informan las asociaciones Amigos de la Tierra y Ríos con Vida, después de «una problemática y enrevesada tramitación».

Consultado por Diario LA RIOJA, el alcalde de Torrecilla en Cameros, Sergio Martínez Astola, ha descrito las instalaciones objeto de este dictamen como «obsoletas, en estado lamentable y ruinoso», por lo que recibe la noticia con agrado. «Si no se hace nada allí, y es complicado que se establezca empresa alguna por cómo está todo, que es un atentado contra el paisaje, mejor que se desmantele, y me alegro», declara Sergio Martínez Astola.

Piscifactoría abandonada de Torrecilla en Cameros. / Diego Marín A.

Desde el 2012 Ríos con Vida y Amigos de la Tierra han trabajado «a favor de la restauración del curso fluvial del Iregua con la eliminación de la presa y demás instalaciones que ocupan el dominio público hidráulico de esta piscifactoría abandonada desde hace años, en cuyas piscinas han llegado incluso a crecer árboles», por lo que, consideran, «lo que ha aprobado la CHE supone un paso adelante en la defensa de nuestros ríos, maltratados con vertidos, encauzamientos, obras de defensas…».

La CHE, ante la «manifiesta falta de uso de la concesión de aguas con destino a piscifactoría», y en base al informe de la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja, que indicaba que «en caso de existir infraestructuras de uso exclusivo para dicho aprovechamiento que puedan afectar al tránsito de la fauna piscícola, se solicita su demolición», ha ordenado la eliminación del azud y del resto de instalaciones para adecuar la zona de servidumbre y el cauce, obligando a presentar un proyecto de obra.