Negocio con los mejores ejemplares

Un grupo de jóvenes observan las cabras de la Feria del Ganado Selecto de Soto en Cameros. /Diego Marín A.
Un grupo de jóvenes observan las cabras de la Feria del Ganado Selecto de Soto en Cameros. / Diego Marín A.

Soto en Cameros acoge la IV Feria del Ganado Selecto del Camero Viejo

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

Soto en Cameros acogió ayer la IX Feria del Ganado Selecto del Camero Viejo, una cita que contó con la presencia de ganaderos de La Rioja, sobre todo cameranos, y de Castilla y León, especialmente de Palencia y Burgos. Los bueyes fueron los animales que más interés suscitaron para la compra-venta de ejemplares, aunque los visitantes pudieron contemplar también caballos, vacas, ovejas, cabras y una curiosa y peluda vaca irlandesa con aspecto de bisonte.

«Yo me llevaría ese, no le quites ojo, tiene más carne», comentó un hombre interesado en hacer negocio en Soto en Cameros al contemplar uno de los enormes bueyes expuestos en los corrales habilitados en la ribera del Leza. De las 58 explotaciones ganaderas que existen en el Camero Viejo, ocho se encuentran en Soto, con 1.718 cabezas (516 de bovino, 860 de ovino y 342 de caprino). La Feria del Ganado Selecto sirve, tal y como indicó el alcalde del municipio, Pedro Elías Cristóbal, en la presentación de la jornada, «para implementar el estándar de calidad con el fin de mejorar la raza de la zona», por un lado, y por otro, atraer gente al pueblo, contribuir a su desarrollo turístico y económico y luchar de alguna manera la despoblación de las zonas rurales. Además, también hubo un mercado de artesanía, degustación de cordero chamarito asado, danzas, paseos a caballo y visitas guiadas.