El Náutico de El Rasillo tuvo que cobijar a 40 niños que estaban de acampada

Se refugiaron ante la fuerte tormenta que descargó sobre el Camero Nuevo en la noche del pasado sábado al domingo

P. HIDALGO EL RASILLO.

El Club Náutico de El Rasillo tuvo que proporcionar cobijo a cerca de 40 chavales y monitores que se encontraban de acampada en sus instalaciones ante la fuerte tormenta que descargó sobre el Camero Nuevo en la noche del pasado sábado al domingo.

Un grupo que se encontraba en la colonia de Nieva acudió el pasado fin de semana al Club Náutico de El Rasillo para realizar distintas actividades, como pedaleras y piraguas. También tenían previsto contemplar estrellas, por lo que se quedaban de acampada en el recinto recreativo-deportivo.

Al caer la tarde comenzó el aguacero. «A algunos de los chavales se les empezaron a calar las tiendas, por lo que les acogimos en el pabellón del Náutico», indica Piru, el director de actividades deportivas del complejo. Aproximadamente fueron unos 40 niños, de entre 12 y 14 años, y monitores. Otros tantos, los más pequeños, en cuyas tiendas no se filtró el agua, mantuvieron la acampada en el exterior.

En distintos puntos de los Cameros Nuevo y Viejo, la tormenta ocasionó desprendimientos de tierra y piedras sobre diversas carreteras.

Por otro lado, en el área metropolitana, el aguacero del sábado al domingo causó algunos daños en cultivos, fundamentalmente en el eje Navarrete-Fuenmayor. En este área, donde la tromba de agua dejó entre 60 y 70 litros por metro cuadrado, predomina el viñedo. La piedra cayó con mucha agua, lo que mitigó su impacto. No obstante, la tormenta ha reactivado el riesgo de que aparezca mildiu y exigirá actuar contra la botritis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos