Unidas por una cuarta escalera

La escalera facilita la conexión para los peatones./Félix Domínguez
La escalera facilita la conexión para los peatones. / Félix Domínguez

Las calles Samaniego y Pared Blanca de Nájera cuentan con otra conexión peatonal al final de ambas

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

La diferencia de altitudes entre las calles paralelas Samaniego y Pared Blanca de Nájera obliga a comunicarlas entre sí en varios tramos por medio de escaleras que facilitan la comunicación para los viandantes. A las tres que hay desde hace muchos años, se ha sumado ahora una más en la parte más lejana de ambas vías, la situada casi en el límite del área urbanizada.

La comunicación peatonal en aquella zona se ha solucionado con la construcción de otra nueva escalera peatonal que, al mismo tiempo que facilita el acceso de una calle a otra, también persigue eliminar el potencial peligro que existía hasta ahora en la zona para los peatones, ya que existía un desnivel de 2,52 metros que acarreaba cierto riesgo de caídas.

Hasta la construcción de la escalera de cemento, que está a falta de que se coloque la correspondiente barandilla metálica que facilite su uso para ponerla en servicio, la zona estaba protegida contra posibles caídas de los vecinos con una valla de cemento anclada al suelo. No obstante y tal como se señalaba en el informe técnico que avalaba la realización de las obras, «en un punto concreto de la zona no existe tal vallado y solo existe una valla con sujeción precaria, y se crea un hueco de unos 2,50 metros cuadrados, con el peligro de posibles accidentes y caídas por el desnivel».

Se ha aprovechado para acondicionar la plazoleta de abajo, con la construcción de una acera de seguridad

Los trabajos realizados, con un presupuesto de 3.218 euros, han consistido en la regularización del murete perimetral y los remates en cota superior, y revestimiento enfoscado exterior hasta la cota intermedia. Se ha formado la escalera a base de cemento y se colocarán barandillas metálicas, zancas de estructura metálica y peldaños, completándose con la colocación de barandillas metálicas en la zona superior para evitar caídas accidentales de los viandantes que circulen por la acera de la calle Pared Blanca.

Además, se han aprovechado las obras para acondicionar la plazoleta que se forma abajo, con la construcción de una acera que facilita llegar hasta las escaleras fuera de la zona por la que circulan los vehículos a motor.