La solidaridad najerina crece

Salida de la marcha que transcurrió por las riberas del río Najerilla en su tramo urbano. :: F. D./
Salida de la marcha que transcurrió por las riberas del río Najerilla en su tramo urbano. :: F. D.

La AECC de Nájera congregó ayer a cerca de 1.000 marchosos

F. DOMÍNGUEZ

Los responsables de la junta comarcal najerina de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) oscilaban en la mañana de ayer entre el nerviosismo y la emoción. Así lo reconocía su presidenta, María Eugenia Galarreta, minutos después de que todo se hubiera puesto en marcha y los caminantes comenzaran a cubrir el recorrido de 5,5 kilómetros, llano y sencillo de andar, por las riberas del Najerilla, río que mostraba sus aguas de color chocolate.

El color de las aguas era consecuencia de aquello que había mantenido las últimas horas a los directivos de la organización con el corazón en un puño. Las tormentas, la última de ellas descargaba una hora antes de la marcada para dar comienzo la marcha, preocuparon hasta que ya pasada la última, el sol hizo su aparición y el personal fue llegando al aparcamiento del Paseo San Julián, punto de partida y llegada de la marcha.

Un total de 1.120 personas se habían inscrito en la marcha 'Caminando contra el cáncer' y abonado para ello 6 euros aunque, como matizaba Galarreta, «algunos se inscriben por colaborar, pero luego no realizan la marcha». Sea como fuere, la salida la tomaron una cifra cercana al millar de personas, con lo cual se superaban los 300 de la primera y los 600 de la segunda edición.

Todos los participantes, incluidos los pequeños que tomaban la salida de su propia marcha con 'El Cole de María', recibieron su bollo preñao, fruta y bebida. «Todo ha sido donado por empresas de Nájera y la comarca, a las que estamos muy agradecidos», completaba Galarreta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos