Los problemas en la Policía de Nájera, sin visos de una pronta solución

Los problemas en la Policía de Nájera, sin visos de una pronta solución

El alcalde insiste en que no se puede contratar a más agentes, «porque no está contemplado» en la relación de puestos de trabajo

F. DOMÍNGUEZ

Los problemas que se vienen ocasionando en el servicio de la Policía Local de Nájera, como ocurrió en la tarde del pasado sábado con el cierre del cuartel por falta de efectivos, tienen visos de volverse a producir en cualquier momento, según se colige de lo afirmado ayer tanto por parte del alcalde, Jonás Olarte, como por parte del delegado de los trabajadores municipales, Pablo Abad.

El primero señalaba que al equipo de gobierno «nos ha sorprendido la última reivindicación de los delegados de personal municipal, en cuanto a la falta de plantilla de la Policía Local, porque en mesa de negociación se aprobó una RPT (relación de puestos de trabajo), negociada durante más de un año, en la que en ningún momento se contempló un aumento de plantilla de la Policía Local, y se aprobó con el visto bueno de los delegados de personal, uno de ellos policía».

En cuanto a una solución rápida y urgente para los casos como el de la baja de última hora del pasado sábado, Olarte señalaba la dificultad para hallar alguna, «en primer lugar, porque los agentes ya no le cogen el teléfono a su jefe cuando les llama para alguna contingencia y lo tenemos que hacer por medio de decretos de Alcaldía, notificados en mano, y para eso hace falta tiempo».

Jonás Olarte Alcalde de Nájera «Los agentes ya no cogen el teléfono a su jefe cuando les llama para alguna contingencia de estas»Pablo Abad Delegado empleados municipales «El Ayuntamiento nos solicita hacer horas y no se hacen; que contraten a los policías necesarios»

El alcalde aludió al caso de la grúa, indicando que «tras su renuncia a realizar el servicio, en el primer mes de la grúa contratada se dieron 38 avisos, por los 25 de todo el 2017», por lo que reiteró: «No estamos dispuestos a que se nos chantajee».

Por su parte, Abad señaló que «no hay visos de que se solucione», al contrario, añadió, «el Ayuntamiento ahora nos propone retirarnos el plus de nocturnidad». No obstante, adelantó que «el viernes tenemos una reunión, aunque tenemos pocas esperanzas».

En cuanto a los problemas, daba a conocer que durante la tarde del domingo, «el agente de servicio se tuvo que ausentar por fuerza mayor a eso de las 18 horas, y tuvo que acudir el jefe a cubrir su puesto». Añadió que «entre las 18.30 y las 20 horas se produjo un robo, sustrajeron un vehículo», y negó que no atiendan las llamadas telefónicas de su jefe: «Eso no es cierto, el Ayuntamiento nos solicita horas y no se hacen, como ya les dijimos en su momento, que contrate los policías necesarios».