El peatón gana terreno en Nájera

En la plaza faltan algunos remates, como el parque infantil que irá tras el banco que se ve en primer plano. :: F. D./
En la plaza faltan algunos remates, como el parque infantil que irá tras el banco que se ve en primer plano. :: F. D.

La nueva plaza de la Cruz, ubicada en el centro histórico de la ciudad, impide el aparcamiento de coches

F. DOMÍNGUEZ

Las obras de urbanización de la plaza de la Cruz de Nájera, a falta de algunos últimos remates, están finalizadas y con ello se ha permitido su reapertura al uso ciudadano tras varios meses cerrada.

Los remates en la céntrica plaza, ubicada en el centro histórico de la ciudad, concluirán con el acceso de los peatones abierto. Estas obras añadidas consistirán en la colocación de los aparatos del parque infantil, así como en cubrir los alcorques de los tres árboles plantados. Esto se hará con un material de resina que permite que se filtre el agua, al mismo tiempo que protege el suelo sobre el que crece el árbol.

También faltan por situar varios remates de madera en los bancos instalados para el reposo de los vecinos y, ya por cuenta de la empresa responsable, el convertir en subterráneos los cableados de la energía eléctrica que ahora son aéreos.

La entrada de vehículos se limitará a carga y descarga y a los que atiendan a actos religiosos de la parroquia

Lo que no se volverá a recuperar es la posibilidad de aparcar en la plaza ya que a partir de ahora, y tal como se planteó en el proyecto técnico, se limita la entrada a la plaza a vehículos de reparto, reservando un espacio como zona de carga y descarga, lo más cerca posible a la calle Mayor. Este lugar se pretende que tenga un bajo impacto visual en el conjunto. También se permitirá el acceso a vehículos que se dirijan a la parroquia para la celebración de actos religiosos.

Losetas ecológicas

Una de las grandes novedades en los trabajos ha sido la colocación del nuevo pavimento, con losetas de diferentes tamaños, pero que tienen todas en común estar realizadas en un material 'ecoGranic', que descontamina el aire, consiguiendo por ello que los vecinos de la zona puedan respirar un aire más limpio.

Según indicaron desde la empresa Proviser Ibérica, se trata de un hormigón ecológico que se activa en presencia de la luz solar produciendo una reacción de oxidación similar a la fotosíntesis de las plantas.

Ésta ataca a los productos contaminantes orgánicos e inorgánicos, como los óxidos de Nitrógeno, convirtiéndolos después de un proceso de mineralización en productos inocuos.

El efecto descontaminante permanece al menos durante 25 años y los 1.100 metros cuadrados que se han colocado eliminarán la contaminación que generan unos 500 coches al año.