Las negociaciones con los delegados siguen estancadas

El equipo de gobierno se volvió a reunir ayer con los delegados de los trabajadores municipales, para, entre otras cosas, responder negativamente «en cuanto a subir cuatro factores exclusivamente a los puestos de Policía Local, propuesta que va encaminada a compensar la pérdida del complemento de grúa al que ellos mismos renunciaron», indicó el alcalde, Jonás Olarte. «Además -continuó- proponen que se les abone un plus de 50 euros por cada día trabajado en fin de semana, algo a lo que el Ayuntamiento no puede acceder, ya que los fines de semana están dentro de su calendario laboral».

Respecto a la petición de contratar más agentes, reiteró que «no hay plazas libres en la plantilla municipal, y para que hubiera posibles contratados, tendría que sacar la Comunidad Autónoma una convocatoria de plazas».