Nájera suprime barreras arquitectónicas y mejora la accesibilidad urbana

El proyecto incluye pavimento especial en zonas de peligro y en cambios de dirección, con baldosas de botones e indicador direccional

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

La Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Nájera va a acometer un nuevo proyecto de mejora de la accesibilidad en la red viaria urbana, que incluye la supresión de barreras arquitectónicas con lo que supone para mejorar la movilidad de las personas con algún tipo de discapacidad física. Esta actuación se llevará a cabo en la manzana que comprende las calles Carmen, Ribera del Najerilla y plaza de la Estrella, así como la acera sur de la primera de ellas entre la intersección con la calle Mayor y el cruce con la calle San Miguel, todo ello dentro del casco histórico de la ciudad.

En la memoria valorada elaborada por los técnicos municipales y presentada por el alcalde, Jonás Olarte, se señala que «por la naturaleza del entramado de calles estrechas, se plantea una actuación que permita ofrecer una mayor accesibilidad a personas con discapacidad o movilidad reducida». En este sentido, en alguna parte de la actuación está previsto instalar indicaciones para discapacitados, con pavimento podotáctil en las zonas de peligro y en cambios de dirección, con baldosas de botones e indicadores direccionales. Se trata de un tipo de pavimento novedoso, con puntos sobresalientes que permiten que personas ciegas o con visibilidad reducida puedan recorrer espacios sabiendo por dónde deben ir sin que esté en peligro su integridad física.

ALGUNOS DATOS

Proyecto
Mejora de la accesibilidad de la red viaria de Nájera.
Presupuesto
46.075 euros.
Plazo de ejecución
2 meses.
Área
Calles Carmen, Ribera del Nájerilla, plaza de la Estrella e intersecciones con Mayor y San Miguel.

Por lo que respecta a los trabajos, en la calle Carmen se plantea una actuación integral, tanto en aceras como en la calzada, para conseguir un itinerario peatonal accesible de 1,80 metros de anchura. En las escaleras que existen en el número 4 de esta calle, no se suprimirán dichas escaleras pero se colocará el pavimento podotáctil para encaminar a las personas ciegas o con visibilidad reducida, lo que también se hará en la zona donde estuvo el antiguo puesto de Cruz Roja, actualmente marcado por bolardos.