Nájera se prepara para acoger a temporeros de la vendimia

Nájera se prepara para acoger a temporeros de la vendimia
Félix Domínguez

De nuevo se alquilará un pabellón al que se dotará de los servicios precisos, y se intentará volver a poner en marcha el teléfono para contratar

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

«El Ayuntamiento de Nájera ya se encuentra trabajando para facilitar un local para que los temporeros que acuden a trabajar en la vendimia de la ciudad y su comarca puedan disponer de un sitio en condiciones en el que pasar la noche mientras están aquí trabajando o en busca de trabajo», indicó ayer el alcalde najerino, Jonás Olarte.

En ese sentido, explicó que «se intentará llegar a acuerdo con la propietaria del local que utilizamos en los últimos años, a fin de alquilárselo, y dotarlo de los mismos servicios, incluidos los aseos pertinentes». Además, anunció que «también nos vamos a poner en contacto con las diferentes ONG que vienen colaborando otros años, como Cáritas y Cruz Roja, a fin de coordinarnos y que todo vuelva a salir bien como en años anteriores».

Al respecto, el regidor adelantó que, tal y como ya se hiciera el pasado año por primera vez, «trataremos de volver a llegar a un acuerdo con Cáritas para que, a través de un número de teléfono contratado por el Ayuntamiento, ellos puedan entrar en contacto con los viticultores que busquen mano de obra, y así poder contratar a los temporeros instalados».

El Ayuntamiento espera poder contar con la colaboración de Cáritas local y de Cruz Roja

Del mismo modo, manifestó que si el grupo de voluntarios que se ocupa de ofrecer las cenas a los temporeros les vuelve a solicitar el local de la plaza de toros, «se les cederá sin ningún problema, lo mismo que se ceden algunos de los enseres municipales de cocina».

Olarte, que señaló que el local podría estar preparado para la semana posterior a las fiestas, recordó que «desde este Ayuntamiento fuimos de los primeros en La Rioja Alta en tomar este tipo de medidas, que tratan de evitar que la gente que viene a trabajar en la vendimia en esas fechas duerma durante un mes o quince días en la calle».