Con historia hasta en las puertas

En la puerta interior del museo se pueden apreciar los 'grafitis' dejados por los presos. :: F. D./
En la puerta interior del museo se pueden apreciar los 'grafitis' dejados por los presos. :: F. D.

El Ayuntamiento de Nájera acometerá la restauración de una cancela del Museo | Los trabajos incluyen la recuperación de las inscripciones realizadas por los presos cuando el espacio sirvió desde 1838 como cárcel comarcal

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

Por lo general, cualquier museo que se precie está lleno de piezas que requieren la atención de los visitantes y estos harán todo lo posible por admirarlas con mayor o menor detenimiento, según su interés. Pero que haya que hacer un alto para observar de cerca desde que se llega al recinto porque en la misma puerta ya hay características curiosas que advertir, eso no debe ser muy común. En el Museo Histórico Arqueológico Najerillense, situado en la plaza de Navarra de Nájera, a la vera del gran monumento de la ciudad, el Monasterio de Santa María la Real, lo primero en lo que se puede detener el visitante es en su puerta de acceso.

No es una perogrullada, es que en ella, hay gran cantidad de inscripciones que permanecen desde que el edificio fue la cárcel comarcal de Nájera entre 1838 y 1979. Dicha puerta fue restaurada en noviembre del 2017, con el fin no solo de preservarla del deterioro propio de los años y de la acción de la intemperie, sino, también, para que esos textos, realizados por los propios presos con toda probabilidad a punta de navaja, se puedan leer mejor.

Pero es que las inscripciones también están y en abundancia, en otra de las puertas interiores, una de una sola hoja practicable hacia el interior de 160 por 290 centímetros, compuesta de tres paños de madera de olmo de entre 50 y 58 centímetros de anchura y 3,5 de espesor.

Con la restauración no solo se preservará la madera, también se leerán mejor los mensajes grabados La puerta presenta grietas, afección de la carcoma y cristalización del barniz que produce manchas

Ahora el Ayuntamiento najerino se ha propuesto también restaurar esta puerta del interior, y los trabajos serán realizados por la misma empresa que hizo los de la puerta principal, Atrio Restauración de Patrimonio, que dirige Mercedes Sierra. Según el informe elaborado por la misma, la puerta está afectada por fendas (grietas de la madera) producidas por los movimientos naturales de la madera, además de pérdidas se soporte en los remates entre piezas, afección de carcoma y cristalización del barniz con aparición de manchas blanquecinas opacas.

Por ello se proponen diversas labores de limpieza con eliminación mecánica de restos de barnices endurecidos, el rellenado de grietas con pasta de madera, además de la protección final de los metales, más la aplicación de productos preventivos para evitar la aparición de los insectos xilófagos, así como un acabado con gomalaca y cera natural, el cual aporta un aspecto muy natural a la madera y facilita la contemplación y el estudio de las inscripciones de los presos.