Final de las Ferias de San Miguel

Las vacas hicieron varias paradas para pastar. :: F. D./
Las vacas hicieron varias paradas para pastar. :: F. D.

Nájera celebró ayer la última jornada, con la trashumancia como broche de oro al entretenimiento

F. DOMÍNGUEZ

Las Ferias de San Miguel de Nájera vivieron ayer su última jornada en medio de un buen ambiente propiciado por la excelente meteorología que animó a najerinos y visitantes a echarse a las calles y acudir al recinto ferial del paseo San Julián, donde se hallaban situadas las ferias de maquinaria y el mercado artesanal, además de diversos eventos infantiles.

Pero la actividad estrella de la mañana fue el recorrido trashumante, con las vacas que se encontraban en la muestra de ganado selecto, conducidas por una cuadrilla de amazonas y jinetes que tras recogerlas del corral ubicado junto a las piscinas, las condujeron hasta las inmediaciones del parque pedagógico del Najerilla.

Siguiendo la senda del parque, aguas arriba del río Najerilla, la reata de reses y sus conductores se dirigieron hasta el término de la Manzanera, para desde allí regresar por el camino del mismo nombre hasta la zona junto a la plaza de toros y, a continuación, al punto de partida. Todo ello con frecuentes paradas para que las vacas diesen cuenta de sus raciones de pasto y entrando al cauce fluvial para refrescarse y beber.

Mientras, daba comienzo el campeonato de manejo de tractor con remolque, al tiempo que los numerosos visitantes recorrían las exposiciones de maquinaria agrícola, industrial y de automoción, y el mercado de productos artesanos. Los más pequeños, por su parte, se entretenían en el taller de juegos infantiles, atendidos por las monitoras especializadas, o en el toro mecánico. En este último se entregaban boletos para el sorteo de un viaje sufragado por los expositores.