La fiesta najerina ya está más cerca

Daniel Lerena, en un momento de su pregón festero ofrecido en el cine Doga. :/Félix Domínguez
Daniel Lerena, en un momento de su pregón festero ofrecido en el cine Doga. : / Félix Domínguez

El pregonero, Daniel Lerena, muestra su deseo de que 'Las Crónicas' regresen al Claustro de los Caballeros

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

Las fiestas patronales de Nájera se acercan a pasos agigantados a su momento de arranque, el que se producirá el próximo domingo día 15, cuando a las 13.30 horas sea disparado el cohete que anunciará la buena nueva festera. Pero antes, a primera horas de la noche de ayer, tuvo lugar uno de los actos más solemnes, el de proclamación de los reyes de fiestas y la lectura del pregón.

El cine Doga fue el escenario en el que se dieron cita varios cientos de najerinos para asistir en primer lugar al relevo entre los reyes de fiestas, siendo los salientes Lucía Morras y Jesús Lacalle, los que se ocuparon de pasar a sus sucesores Silvia Pérez y Pablo Magaña, las bandas y la corona que los acreditan como tales.

Programa

Domingo día 8
A las 20.00 horas, en el quiosco del paseo, degustación de zapatillas y concierto de Eduardo Chavarri. Organiza peña Juventud.
Miércoles día 11
A las 17.30 horas. Segunda semifinal del IV Torneo Reino de Nájera del 4 y medio de pelota a mano, categorías cadete, infantil, alevín y alevín B.
Viernes día 13
Cata de vinos en el local de la peña Juventud, a las 20 horas. Karaoke en Cervecería Kien, a las 23 horas.

A continuación le llegó el turno al pregonero, el najerino Daniel Lerena, quien tras abrir su intervención con los saludos de rigor y el agradecimiento «a quienes han pensado en mí como merecedor de tan grata tarea», señaló que «coincide este mandato de pregonero con el Cincuentenario de 'Las Crónicas Najerenses'; así que interpreto que no es solo un premio a mis años de fidelidad con esta empresa colectiva sino, también, un reconocimiento a todos los que han participado en ella; y no solo a las najerinas y los najerinas sino a todos que con su apoyo han expresado su amor a Nájera, a su historia y a sus gentes».

Más adelante se presentó como «una persona sencilla, trabajadora, casado felizmente, con un hijo y una nieta». «Como veis -continuó diciendo- no traigo un equipaje solemne: no soy un personaje erudito, ni soy un mecenas, ni un personaje ilustre; tan solo un najerino, ni más ni menos, pero orgulloso de serlo, orgulloso de su ciudad y de sus gentes».

Después rememoró su infancia y juventud, aludiendo a sus familiares más cercanos que velaron por él en aquellos años y teniendo palabras de reconocimiento y agradecimiento para ellos. Luego pasó a centrarse en los avatares de 'Las Crónicas' desde sus orígenes, en los que él fue partícipe «desde los 16 años».

Recordó al primer director, Roberto Carpio, «un señor impresionante, enérgico, a veces, aterrador», que según advirtió, «llegó al monasterio y nos encandiló a todos con su carácter, su manera de dirigir, su genio. Era un hombre que vivía lo que hacía y en este espectáculo se volcó por entero».

Tras un repaso minucioso por toda la historia del espectáculo, con emotivos recuerdos para los najerinos que ya no están entre nosotros, no quiso dejar pasar la ocasión de expresar «un ferviente deseo que quizá, a algunos, no les parezca adecuado: Deseo reivindicar, desde el fondo de mi corazón y con todo él, la vuelta al interior del Claustro».