Por el rey San Fernando y por Nájera

Participantes en la representación y las autoridades posan tras llegar al mercado medieval. :: F. D./
Participantes en la representación y las autoridades posan tras llegar al mercado medieval. :: F. D.

Los najerinos disfrutaron ayer de un Primero de Mayo con un gran ambiente | La lectura del pregón tradicional precedió al acto central de la jornada y después todos acudieron al mercado medieval

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

Un año más los najerinos se echaron a la calle para festejar el Primero de Mayo, fecha que en la ciudad de Nájera tiene un componente mitad recordatorio de tiempos de grandeza y la otra mitad dedicada reivindicar los derechos sobre una parte de su término municipal.

«Como todos los años, el mes de mayo nos convoca en este lugar para dar cumplimiento a una celebración que se inscribe en lo más genuino de las tradiciones najerinas», comenzaba señalando en su pregón el edil Jesús Arza.

Se trata de rememorar unos hechos que se enmarcan entre la historia y la leyenda, la aclamación (para algunos proclamación) del rey Fernando III el Santo en la ciudad de Nájera, en unos momentos en los que como rezaba el pregón, «que tuvieron especial importancia en la posterior configuración del Estado».

Tras el pregón junto al monolito que recuerda el hecho, se procedió a la representación de la aclamación por parte de los Amigos de las Crónicas Najerenses, más la colaboración de caballistas, Hermanos de Armas, y los actores que animan el mercado medieval. Terminada ésta, la comitiva real y de autoridades se dirigió hasta el mercado en el que en medio de un gran ambiente, el personal se entretenía comprando, comiendo, bebiendo y viendo volar a las aves rapaces.

«Aparte de los nervios, he sentido mucho orgullo»

Al concejal de Turismo, Jesús Arza, le ha correspondido este año dar lectura al pregón del Primero de Mayo.

- ¿Qué ha sentido?

- Aparte de los nervios, mucho orgullo porque, para mí, Nájera es muy importante y el Primero de Mayo estar ahí con tanta gente querida y conocida viéndome..., mucho orgullo.

- ¿Le ha salido como pensaba?

- Mucho mejor. Hombre, en alguna palabra me he trabado un poquito, pero creo que me ha salido mejor de lo que pensaba.

- ¿Cómo está viendo la jornada?

- Muy bien, además este año contamos para la representación con la colaboración de unos caballeros, que han venido a echar una mano gracias a la Asociación de Amigos de las Crónicas y está saliendo todo bastante bien.