Cuevas culpa al alcalde de Nájera de no ejecutar la partida presupuestada para Peñaescalera

Cuevas culpa al alcalde de Nájera de no ejecutar la partida presupuestada para Peñaescalera

El exconsejero de Fomento recuerda que la asignación era «nominativa» y duda de la «capacidad y la voluntad» de Olarte

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

El que fuera consejero de Fomento en el anterior Gobierno regional, Carlos Cuevas, ha salido a rebatir las declaraciones del alcalde najerino, Jonás Olarte, acerca de la partida de 400.000 euros para Peñaescalera, comenzando por rechazar que dicha partida «haya desaparecido», explicando que lo ocurrido es que «el Gobierno de La Rioja tenía en sus Presupuestos de 2018 una serie de partidas nominativas: para Nájera, Haro, Ollauri, Santo Domingo y Calahorra, y prácticamente la única que no se ha ejecutado es la de Nájera», señalando que en esos ayuntamientos «había gobiernos del PSOE y del PP».

Recuerda Cuevas que en los consistorios en los que se firmaron los convenios para llevar a cabo las obras «había proyectos y voluntad por ambas partes, al margen de colores o partidos». Y reprocha al alcalde najerino que «o no tiene voluntad o no tiene capacidad, que igual le faltan las dos cosas». Además, indica que «esos 400.000 euros que aparecían en los Presupuestos, una vez que transcurre todo el año 2018 y no se han ejecutado y ni siquiera se ha iniciado la ejecución no desaparecen como si alguien se los hubiera llevado, sencillamente la ley establece que con unos Presupuestos prorrogados, esa cantidad no figura en los mismos, ya que es una partida nominativa que no tiene continuidad y vuelve a la caja común».

Para Cuevas, «la partida no se ejecutó en su momento porque no quiso el alcalde de Nájera», y recordó que «para el proyecto de impulsión de las aguas residuales de la margen izquierda del municipio hacia el colector general que lleva a la depuradora, ya pidió que se firmase un convenio, se firmó y se hizo la obra con la ayuda del Gobierno regional».

En cuanto al proyecto para Peñaescalera planteado por los técnicos de la Comunidad Autónoma a base de una malla de triple torsión y la exigencia de que el Ayuntamiento debía sufragar el 70% del mismo, Cuevas niega la mayor, indicando que «ese proyecto costaba 150.000 euros y el Ayuntamiento de Nájera hubiera tenido que poner 75.000 euros, porque yo le dije 'el Gobierno pone el 50% y el proyecto'».

Además, asegura que en el Consistorio najerino «tienen el proyecto desde hace meses, porque yo se lo entregué en presencia de la secretaria, ella lo puede decir, y se hubiera podido realizar en pocos meses», reiterando que el proyecto del falso túnel propuesto por el Ayuntamiento najerino «no es la solución por su alto coste. Hemos solucionado problemas de desprendimientos en muchos otros lugares de La Rioja sin necesidad de realizar ni túneles ni falsos túneles, porque son muy caros y no merecen la pena, ya que hay soluciones mucho más baratas que ofrecen la misma seguridad o más, y que tienen un mantenimiento mucho más barato», concluye.