La brigada de obras de Nájera acometerá el derribo del edificio de la calle Cantarranas

Estado actual del edificio de la calle Cantarranas de Nájera. /Félix Domínguez
Estado actual del edificio de la calle Cantarranas de Nájera. / Félix Domínguez

La junta de gobierno acaba de aprobar un gasto de 1.800 euros para el plan de seguridad y salud de los trabajos

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Nájera ha aprobado una propuesta de gasto por importe de 1.800 euros para sufragar el servicio de coordinación de seguridad y salud de las obras de derribo del edificio municipal situado en la calle Cantarranas, justo detrás de la Casa Consistorial.

Según adelantó ayer el alcalde najerino, Jonás Olarte, dichos trabajos se llevarán a cabo «en fechas próximas, aunque no podemos fijar el día exacto porque todo dependerá del programa de trabajo de la brigada municipal de obras, ya que serán ellos quienes se ocupen de ejecutar el derribo».

En ese sentido, el primer edil señaló que los trabajadores municipales que se encargarán de realizar los trabajos «ya han realizado un cursillo específico sobre este tipo de actuaciones, a fin de que se lleven a cabo con el máximo de seguridad para todos, trabajadores y vecinos, ya que se trata de labores bastante delicadas y hay que realizarlas con todas las precauciones del mundo».

El inmueble era propiedad de un banco, con el que el Ayuntamiento llegó a un acuerdo de compra

Olarte recordó que «este asunto ya viene de lejos», repasando que en un principio la casa a derribar era de un banco, y ante el peligroso estado del inmueble se le impusieron al dueño varias sanciones coercitivas para que actuase en consecuencia. «Al final se llegó a un acuerdo con la entidad y el Ayuntamiento compró la propiedad», recuerda el alcalde, quien concluye que «ahora ya estamos dando los pasos necesarios para darle una solución y evitar el potencial peligro que pudiera ocasionar».

En la actualidad, «se está a punto de concluir el proyecto de demolición que, si todo sigue su curso, será aprobado en una próxima sesión de la junta de gobierno para proceder al derribo de forma inmediata».