Las bajas dejan sin Policía Local a Nájera durante las dos últimas tardes

Agentes de la Policía Local, desalojados del último pleno. :: F. D./
Agentes de la Policía Local, desalojados del último pleno. :: F. D.

El alcalde informa de que la última ausencia laboral se une a otras tres bajas médicas y que tres de los agentes afectados son delegados sindicales

F. DOMÍNGUEZ

Continúa el tira y afloja entre la Policía Local de Nájera y el equipo de Gobierno municipal tras no llegarse a un acuerdo en la negociación sindical del Ayuntamiento. Ello ha traído consigo que tanto la tarde del martes como la de ayer no hubiera agentes de policía cubriendo el servicio.

El alcalde, Jonás Olarte, daba cuenta ayer del cierre del cuartelillo la tarde del martes, señalando que «se comunicó a la Guardia Civil y al SOS Rioja», y unas horas más tarde informaba de que durante el horario vespertino del servicio ayer tampoco iba a haber agente alguno.

Según explicó el primer edil, «hasta ayer martes había tres agentes de baja y el que tenía que entrar de servicio a las 14 horas, llamó al jefe de Policía entre las 11.30 a 12 horas para decirle que se encontraba muy mal y que no iba a acudir al servicio, así que no se pudo cubrir».

Además, el alcalde señala que «a día de hoy (por ayer) tenemos tres agentes de baja y si el que no acudió el martes ni hoy también coge la baja, tendremos cuatro, el 23% de la plantilla». «De esos tres agentes dos son delegados y si el último también es baja, serán tres», añade Olarte.

El primer edil indicaba al respecto que, «al equipo de gobierno nos sorprende muchísimo la cantidad de agentes que están enfermando». Advierte de que «si esto se está utilizando para presionar en su demanda de subirles el sueldo a la Policía Local 350 euros más al mes por agente para igualarse a la Policía de Logroño, desde aquí les digo que no, y que si quieren que implementemos sus sueldos en casi 100.000 euros al año de esta forma y a través de este chantaje, les digo que no». «Las cosas se negocian en la mesa y dentro de la legalidad, no se imponen», concluyó Olarte.