El Ayuntamiento recibirá la plaza de la Cruz cuando los técnicos examinen la obra finalizada

F. DOMÍNGUEZ

Las obras de urbanización de la plaza de la Cruz de Nájera ya han concluido, en tanto en cuanto las partes de madera que deben de servir de asiento y respaldo en las bancadas de cemento instaladas para separar la zona de juegos infantiles y el resto de la plaza, y alrededor del árbol principal colocado para dar sombra, ya han sido colocadas. No obstante, el alcalde najerino, Jonás Olarte, ha subrayado que las obras realizadas por la mercantil Proviser Ibérica, «no serán recibidas por el Ayuntamiento hasta que los técnicos municipales no lleven a cabo una inspección de los trabajos y den el visto bueno».

En las últimas fechas se han detectado algunas de las baldosas del suelo de la plaza un tanto oscurecidas, algo que se considera que no es normal, por lo que deberán ser los técnicos los que analicen esas piezas por si se considera necesario que la empresa adjudicataria de las obras las deba de reponer por otras en perfecto estado.

Cabe recordar, que el embaldosado se llevó a cabo con un hormigón ecológico que se activa en presencia de la luz solar produciendo una reacción de oxidación similar a la fotosíntesis de las plantas. Ésta ataca a los productos contaminantes orgánicos e inorgánicos, como los óxidos de nitrógeno, convirtiéndolos después de un proceso de mineralización en productos inocuos. El efecto descontaminante permanece al menos durante 25 años y los 1.100 metros cuadrados que se han colocado eliminarán la contaminación que generan unos 500 coches al año.