El Ayuntamiento najerino considera consolidados los conciertos de las tardes del 24 y 29

F. DOMÍNGUEZ

La concejala najerina María José Bejarano hizo balance ayer de las recién terminadas fiestas de San Juan y San Pedro, calificándolas de «muy positivas». Aunque en un principio hubo cierto temor por si las altas temperaturas iban a influir negativamente en los festejos, sobre todo en las vueltas del día de San Pedro, al final todo se desarrolló perfectamente y «la actuación con mangueras para refrescar a la gente fue muy agradecido por la mayoría», indicó.

También alabó el comunicado emitido en redes sociales la víspera por parte de la Agrupación Musical Najerense, para que el personal les dejase su espacio en el recorrido por la estrecha calle Mayor -«que creo que hizo su efecto»- y también señaló que «el día 29 vinieron menos jóvenes de fuera que el día 24, con lo que se podría decir que los participantes en las vueltas eran más locales o de la comarca, y conocen bien que hay que respetar a los músicos para que puedan hacer su labor sin agobios más allá de los inevitables como fue el calor extraordinario».

Por lo que se refiere a incidentes, según al edil, «los partes de la Policía Local fueron más o menos como todos los años, algún corte, peleas puntuales, pero nada de importancia». La responsable municipal destacó «los éxitos de las actuaciones musicales de las tardes de San Juan y San Pedro, con una muy buena asistencia de público», lo que llevó a considerar que se trata «de unos actos que, aunque antes no se hacían, ahora ya se han consolidado como fijos».