Lardero contrata el Plan Especial de protección del barrio de las bodegas

Panorámica del barrio de las bodegas de Lardero/Diego Marín A.
Panorámica del barrio de las bodegas de Lardero / Diego Marín A.

La empresa adjudicataria del proyecto por 21.726 euros, Grupo Dayhe Development & Investment, también redacta el de Villamediana

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

Lardero también tiene su barrio de bodegas, con unos 170 calados de carácter familiar. A finales del año pasado, el anterior equipo de Gobierno invirtió 11.997,15 euros en el vallado y señalización de algunas zonas para mejorar la seguridad y la información. Durante la anterior legislatura, además, el Ayuntamiento de Lardero destinó 266.147 euros a acondicionar calles como las de Monte Bodegas, Garnacha y El Sarmiento y también al levanta miento cartográfico del emblemático barrio.

El actual equipo de Gobierno de Lardero continúa con la mirada puesta en la zona y ha adjudicado la redacción del previsto Plan Especial de Protección y Regeneración Sostenible del Barrio de las Bodegas. Por valor de 21.726,53 euros y un plazo de ejecución de tres meses, se ha adjudicado al estudio valenciano Grupo Dayhe Development & Investment. Curiosamente, esta misma firma también fue contratada el pasado mes de mayo para la redacción de un plan similar en la vecina localidad Villamediana de Iregua, en este caso por valor de 33.821,92 euros (IVA incluido) y con un plazo de cuatro meses.

El equipo de gobierno de Lardero, que aprobó la concesión el pasado 28 de agosto, explica que con este proyecto trata de «proteger, regular y desarrollar de forma ordenada la zona del barrio de las bodegas» y justifica «la necesidad de acudir al contrato administrativo» por «la insuficiencia de medios personales y materiales para el buen fin del objeto del contrato», lo que hace imprescindible que «se realice por una empresa y personal profesionalmente capacitado para la organización, gestión y ejecución que dé las soluciones más adecuadas para cumplir los objetivos que se pretenden».

El objetivo es sentar las bases para un desarrollo urbanístico ordenado y puesta en valor de la zona

«El fin es sentar las bases para un desarrollo urbanístico ordenado y puesta en valor de la zona», subraya el equipo de Gobierno, que advierte de que tendrá «siempre en cuenta el criterio de los vecinos y usuarios, que son realmente el alma para generar un mejor proyecto».

En la actuación será prioritario «un diseño razonable y equilibrado de las áreas de actividades económicas» y «plantear un desarrollo sostenible en términos sociales, económicos y ambientales, incorporando criterios de sostenibilidad y eficiencia energética», especifica el Consistorio.

«La protección y recuperación del patrimonio edificado es uno de los ejes del proyecto, de la mano de la mejora de los servicios urbanos siempre con un criterio de sostenibilidad y conservación», subraya el equipo de Gobierno, que, no obstante, señala que «las características muy singulares y específicas de morfología y materialidad muy variada, muchas veces dificulta una adecuada conservación», así como, además, el «complicado régimen jurídico de propiedad, ya que se mezcla superficie y subsuelo».