Ingresa en Psiquiatría un hombre que se atrincheró armado en casa de su vecina

Vista panorámica de la localidad de Ventas Blancas, perteneciente al municipio de Lagunilla del Jubera. :: justo rodríguez/
Vista panorámica de la localidad de Ventas Blancas, perteneciente al municipio de Lagunilla del Jubera. :: justo rodríguez

Un negociador de la Guardia Civil logró que el joven se entregara en menos de veinte minutos y sin causar heridos

P. HIDALGO

La localidad de Ventas Blancas vivió ayer por la mañana momentos de gran tensión. Un hombre de 37 años de edad se atrincheró en la casa de una de sus vecinas con un cuchillo.

Los vecinos requirieron la presencia de la Guardia Civil que, tras enviar a varias unidades de seguridad ciudadana y a un negociador, lograron que el citado individuo depusiera su actitud al cabo de menos de veinte minutos y se entregara.

Según pudo saber Diario LA RIOJA, los hechos sucedieron a primera hora de la mañana de ayer en esta pedanía perteneciente al municipio de Lagunilla del Jubera.

Un hombre de 37 años de edad, al parecer con sus facultades mentales trastornadas, se pasó a la casa de una vecina, que se encontraba sola en esos momentos.

En dicha vivienda, el hombre pinchó el depósito del gasóil para la calefacción y se encerró armado con un cuchillo en una de las habitaciones. Testigos presenciales indicaron que comenzó a tirar objetos por la ventana.

Los hechos sucedieron en una casa de la calle Real, en pleno centro de Ventas Blancas y muy cerca de la iglesia parroquial.

Se da la circunstancia de que en esta época y entre semana, queda poca población en Ventas Blancas. Pese a ello, el alcalde de Lagunilla del Jubera, José Martínez, confirmó que tanto el joven como la vecina en cuya vivienda entró no eran residentes permanentes en Ventas Blancas. «El chaval es de Bilbao y sus padres tienen una casa en el pueblo, a la que vienen a pasar temporadas», explicó.

Su vecina, en cuya vivienda se internó y en la que ocasionó diversos daños, también se encontraba «circunstancialmente» en Ventas Blancas, ya que está llevando a cabo una pequeña obra.

Ante el revuelo que el suceso generó en el pueblo, los vecinos requirieron la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Al lugar acudieron unidades de seguridad ciudadana y un negociador de la Guardia Civil.

Éste interactuó con el joven y, en menos de veinte minutos, logró que el individuo se entregase. No hubo heridos, ya que no se produjo ninguna agresión.

El hombre fue puesto posteriormente a disposición del Servicio de Psiquiatría del Hospital San Pedro, en Logroño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos