Toque de atención de la Policía

Salida y entrada del colegio Sagrado Corazón de Haro, junto a la comarcal LR-202. :: Ó.S.J./
Salida y entrada del colegio Sagrado Corazón de Haro, junto a la comarcal LR-202. :: Ó.S.J.

La Local de Haro envía unos consejos de tráfico a los padres del Sagrado Corazón

Óscar San Juan
ÓSCAR SAN JUAN

«La entrada y salida de los colegios es sagrado para nosotros». Así de contundente se muestra el jefe en funciones de la Policía Local de Haro ante las críticas que les han llegado por un escrito informativo que han enviado a los padres del Colegio Sagrado Corazón.

En la ciudad de Haro hay tres colegios: Nuestra Señora de la Vega, San Felices de Bilibio y el citado de Corazonistas, y cada día se producen las habituales aglomeraciones de niños y niñas a su entrada y salida de los centros. Las 09.00 y las 14.00 son las horas donde cientos de alumnos se apelotonan en los accesos a las tres escuelas de la ciudad jarrera.

La Policía Local asegura que intentan cubrir todos los centros por y para la seguridad de todo el mundo, pero también explican que La Vega y Sagrado Corazón tienen más peligrosidad. En el caso de San Felices, y ante la imposibilidad de cubrir en condiciones los tres espacios por los problemas de plantilla que tienen a día de hoy, se está estudiando la posibilidad de cerrar incluso la calle, pero como indica a este medio el jefe de la Policía de Haro, «de momento sólo estamos estudiándolo».

Este año, y argumentando los ya sabidos problema de plantilla, decidieron enviar una nota informativa a los padres del colegio Sagrado Corazón, explicando una serie de directrices como por ejemplo las normas con las que deben viajar los menores en los vehículos, la forma de aparcar en el paseo que se ubica frente al colegio, la utilización siempre del paso de peatones para cruzar la calzada, o la prohibición de parar con el coche en la calzada para que se suban o bajen los niños.

La plantilla actual es de 16 miembros y debería ser de 24

Robos, infracciones o detenciones suelen ser palabras asociadas a la cotidianidad de la Policía Local de cualquier municipio. En el caso de la Policía Local de Haro, a los deberes habituales y que van implícitos en su cometido, se une el problema de la falta de efectivos.

«La Policía Local se ha quedado en cuadro, no hay plantilla suficiente», señalaba a este medio el ex jefe del cuerpo jarrero, Eduardo Bozalongo, poco después de colgar su uniforme. La edil encargada de la Policía en Haro, Arantxa Carrero, también asume que «hay un gran problema, porque no hay bolsa en La Rioja y no hay efectivos», como indicaba a este medio hace pocas semanas. Actualmente, hay 16 agentes en plantilla para cumplir con los tres turnos, cuando la situación idónea, como reflejan los propios miembros, debería ser de 24 agentes en la plantilla. La situación aún puede empeorar debido a la pronta jubilación de otro miembro del cuerpo.

Desde la jefatura aseguran que el único objetivo de enviar este escrito «es informar y ayudar a los padres o familiares para contribuir a una mayor seguridad tanto de los alumnos como de los padres o futuros que acuden a recogerlos».

También señalan que si no lo han enviado al resto de colegios de Haro es por la singularidad que tiene el colegio Sagrado Corazón, cuya entrada y salida se desarrolla en una carretera comarcal, donde circulan muchos usuarios ajenos a la actividad escolar. Esta carretera es la LR-202, que une las localidades de Haro y Anguciana. Se trata de una travesía muy utilizada diariamente y que en las horas de entrada y salida del colegio suele transitar un gran número de coches.