Sones jarreros que dan la nota

Rubén Salazar y Javier Redondo en rueda de prensa. :: Ó. S. J./
Rubén Salazar y Javier Redondo en rueda de prensa. :: Ó. S. J.

Ganemos Haro defiende que los músicos de la banda sean voluntarios y que se apueste por un pliego abierto

Ó. SAN JUAN

Si ha habido un asunto que ha levantado intensa polémica a lo largo de la legislatura, ése ha sido el de la Banda de Música. Y aún no ha terminado. Ayer Javier Redondo y Rubén Salazar, del grupo municipal Ganemos Haro, comparecieron en rueda de prensa para denunciar la «politización» del tema desde casi todos los frentes: «En muchos casos se ha pervertido y en otros se ha politizado», expresó Javier Redondo.

El concejal aseguró que el problema comenzó cuando «se empezó a meter dinero en el 2011 en la asociación», una cuantía que estimó en unos 600.000 euros durante más de cinco años (unos 20.000 euros no se llegaron a pagar por sanciones debidas a no prestación de servicio).

Redondo volvió a apostar por un pliego abierto, «como lo hicimos en su día», porque «es más sencillo y transparente». A su juicio, si se hubiera propuesto desde el principio «no habría pasado nada o quizás sí», pero «nunca se sabrá».

«Los músicos que quieran tocar que se apunten. No habrá sanciones ni contraprestaciones»«El problema comenzó cuando se empezó a meter dinero en la asociación en el 2011»

La solución -dijo Redondo- sería que la banda tuviera carácter voluntario: «Todos los músicos que quieran formar parte de la banda, que se apunten. Aman la música, quieren a su pueblo... Pues que toquen sin contraprestaciones. No habrá sanciones porque tampoco habría contraprestación». De esta forma, aseguró, «no habría problemas. Fuera dinero, fuera problemas».

También se refirió al concierto solicitado para mañana sábado por la Asociación Banda de Música de Haro, que Leopoldo García, como concejal de Cultura, denegó. Redondo señaló que «la fecha no es adecuada, y creo que esta solicitud debería haber pasado por comisión y junta de gobierno, donde yo hubiera dicho que sí». «Fue una decisión unilateral que no comparto», añadió pero, «según el escrito enviado por el concejal, no hay ningún motivo para su no celebración», aunque, «no nos engañemos, esa convocatoria venía pegando tiros».