La Policía Local evita un robo en el céntrico estanco de la calle La Ventilla

Verja dañada del estanco ubicado en la calle La Ventilla. :: O.S.J./
Verja dañada del estanco ubicado en la calle La Ventilla. :: O.S.J.

Los atracadores, que previamente habían robado en Miranda de Ebro, fueron perseguidos por la ciudad y la A-68

Ó. S. J.

haro. Por segunda vez en dos meses los cacos se quedan con las ganas de robar en el estanco situado en la calle La Ventilla de Haro. La rápida intervención de la Policía Local de Haro, como ya ocurriera en el primer intento de robo, evitó que los atracadores cumplieran con su plan de robar en el establecimiento jarrero.

Según la Policía Local, los hechos ocurrieron alrededor de las 02.50 de la pasada madrugada. Cuatro encapuchados que previamente habían atracado en Miranda de Haro, fueron sorprendidos por los agentes mientras intentaban romper la verja de entrada al comercio.

En ese momento, los asaltantes huyeron de la zona comenzando una persecución por diferentes calles de la ciudad, y continuando por la autopista AP-68, hasta la salida de Miranda de Ebro, momento en que se escaparon definitivamente al disponer de un vehículo de gran cilindrada que habían robado en la localidad de Guecho. El modus operandi parece ser el mismo que en el primer intento de robo producido en el pasado mes de noviembre, y podría tratarse de los mismos atracadores, según comenta el dueño del negocio. Los propietarios del establecimiento quieren felicitar el trabajo realizado por la Policía Local de Haro, que en colaboración con la Policía de Miranda de Ebro, que habían puesto en alerta a los agentes jarreros, han conseguido truncar los propósitos de los ladrones. «Estaremos eternamente agradecidos a la Policía Local por evitar en dos ocasiones que hayan robado en nuestro estanco», destacaban los dueños del mismo.

El equipo de gobierno quiere «felicitar a la Policía Local por la actuación que permitió que el suceso no llegara a más». La alcaldesa de Haro ha valorado «la excelente labor que prestan nuestros agentes, que velan por la seguridad de todos, así como también de los establecimientos de la ciudad».