Los niños toman Haro

Fiesta de la espuma.Un clásico de las fiestas./Donézar
Fiesta de la espuma.Un clásico de las fiestas. / Donézar

Los más pequeños y los jóvenes disfrutaron ayer de una jornada repleta de actividades

Óscar San Juan
ÓSCAR SAN JUAN

Durante la mañana de ayer, los toros de cartón piedra y los gigantes y cabezudos volvieron a reunir a un buen número de jóvenes jarreros acompañados de padres y familiares. Las principales calles de la ciudad fueron testigo de la comitiva, que estuvo acompañada por la música de los gaiteros.

Pero el centro neurálgico de actividades ayer, sábado, estuvo en los Jardines de la Vega y en el contiguo Parque Manuel Anzuela. Un parque infantil con hinchables en el primer espacio citado y una gran fiesta infantil en el segundo congregaron a decenas de jarreros. La disco móvil Krossko amenizaba el mediodía, que tuvo su colofón con la ya clásica fiesta de la espuma, que se hizo en Haro por primera vez en el año 2003. La Peña Los Veteranos colaboró en el almuerzo que recibieron todos los participantes para reponer fuerzas.

También en los Jardines de la Vega se celebró el concurso de lanzamiento de alpargata. Sin embargo, el concurso de patatas bravas Ciudad de Haro que celebraba este año su quinta edición tuvo que suspenderse por no llegar al mínimo de participantes estipulado por la organización. La Asociación La Kel del Caló fue la organizadora de una nueva edición del popular y vistoso concurso de lanzamiento de alpargata.

Los más aventureros pudieron disfrutar con un rocódromo y tirolina instalado en la Plaza de la Paz. Estas actividades estuvieron organizadas por la Asociación Deportiva Toloño.

Mañana, lunes, los jarreros vivirán su último día de fiestas. La tradicional jira campestre a Fuente del Moro, el posterior regreso a Haro en pasacalles con antorchas, los toros de fuego y el entierro de la cuba pondrán el punto final a las fiestas 2019 en honor a la Virgen de la Vega.