Multan a dos bares de la zona de ocio jarrera por exceder el horario de cierre

Vista de la plaza de la Paz con una entrada a la Herradura al fondo entre Bendaña y el Ayuntamiento. / S.J.
Vista de la plaza de la Paz con una entrada a la Herradura al fondo entre Bendaña y el Ayuntamiento. / S.J.

La Policía Local eleva a la Comisión de Servicios una denuncia vecinal por molestias de ruido a una vivienda provocado por tres establecimientos

Óscar San Juan
ÓSCAR SAN JUAN

Dos bares de la zona de ocio de Haro han sido sancionados por no respetar el horario de cierre establecido y un tercero está aún pendiente de resolución. Asimismo, tres establecimientos (uno de ellos también multado por el horario) han sido denunciados por molestias de ruidos a una vivienda en la calle San Bernardo. Los expedientes fueron abordados en la Comisión Municipal Informativa de Servicios Generales, Personal y Medio Ambiente reunida el pasado martes, en sesión extraordinaria. Los infractores se enfrentan a multas que oscilan entre los 180 y 700 euros, en función de la reincidencia y gravedad.

Los horarios sobrepasados y los ruidos son, precisamente, motivo habitual de enfrentamiento entre propietarios de bares y vecinos afectados. La mayoría de las ocasiones suceden en las zonas de ocio de la ciudad, en especial en los de las calles de la Herradura, la plaza de la Paz, la calle Arrabal o las inmediaciones de la plaza de la Cruz, lugares donde se concentra el ocio nocturno de la localidad jarrera.

El dueño de uno de los bares ahora sancionado muestra su malestar por el asunto de los ruidos: «He pasado todos las pruebas. Todo está correcto», cuenta mientras asegura que «el problema surge cuando se abre la puertas de local y el ruido sale al exterior. A veces, de la cantidad de gente que sale y entra, la puerta puede permanecer abierta varios minutos». «Procuramos que las puertas estén cerradas en todo momento, pero no siempre es fácil por el volumen de gente que tenemos», se defiende.

El expediente de un tercer bar está aún pendiente de resolución por el Ayuntamiento

El empresario ya fue sancionado por incumplimiento en el horario del cierre de su local, pero aclara, «fueron unas semanas donde perdimos temporalmente la categoría de especial, que nos permite cerrar más tarde. Estábamos en trámites de traspaso de negocio y en esos casos, mientras dura el proceso, te lo dan de baja. Recibí la multa, y la pagué».

Ante esta nueva sanción, el dueño del bar se muestra sorprendido, debido a que considera que no ha incumplido la normativa y señala que tendrá la oportunidad de recurrir.