Mercadona planea trasladar su actual centro comercial de Haro a uno más amplio en el 2021

Fachada del centro actual que la empresa de alimentación tiene en Haro. :: j.l./
Fachada del centro actual que la empresa de alimentación tiene en Haro. :: j.l.

La empresa ha empezado una fase informativa para «comunicar» su intención aunque todavía no dispone del futuro espacio

JÖEL LÓPEZ

La empresa de alimentación Mercadona ha comenzado el proceso para trasladar su actual supermercado de Haro a un espacio más amplio, sostenible y con más aparcamientos, según informan desde su departamento de comunicación. La fecha de inauguración del nuevo local comercial no sería antes del 2021. La razón de esta previsión no es otra que el largo camino administrativo que hay que recorrer hasta llegar a materializar dicho traslado.

Según la empresa, el proceso está en una fase «muy reciente» que supone la primera toma de contacto con la Administración municipal para «comunicar las intenciones de cambiar de local».

Ante las informaciones que situaban su proyecto aprobado en la comisión de Obras del Ayuntamiento de Haro, la empresa, a partir de su departamento de prensa, ha querido «desmentir» este extremo y reitera el carácter inicial del proyecto. Fuentes municipales han confirmado que no se ha planteado ningún punto de debate sobre este traslado en la última sesión de la comisión.

El traslado se debe a una política estratégica llevada a cabo por la empresa llamada 'apertura por cierre'. Como ya hicieran con el establecimiento de la logroñesa avenida de Burgos, sustituyeron un lugar por otro debido a varias variables.

Un mayor número de plazas de aparcamiento, más comodidad para los clientes y una creciente preocupación por la eficiencia energética son tres de los principales argumentos por los que Mercadona quiere cambiar de espacio.

De hecho, aseguran desde la empresa que el nuevo concepto de tienda que están desarrollando y que ya puede verse en la capital supone un ahorro energético del 40% con respecto a las tiendas actuales.

Aunque el espacio sea más amplio, reconocen que «la superficie de venta será prácticamente la misma que la actual». Aseguran, además, que la plantilla no verá reducidos sus efectivos ya que se procederá al traslado de todos los trabajadores al nuevo centro. Tampoco ha trascendido el espacio real que ocuparía en Haro la nueva superficie comercial. Insisten en lo inicial del proyecto y prefieren no avanzar ningún detalle más.

Haro cuenta con las principales empresas de alimentación establecidas en la ciudad. La última en asentarse fue la cadena Lupa en la zona de El Mazo.

 

Fotos

Vídeos