En marcha los trabajos que devolverán el agua a San Felices para la Batalla del Vino

Ó. SAN JUAN

Haro. «El día de San Pedro habrá agua en San Felices». Este es el mensaje tranquilizador que la priora de la Cofradía de San Felices de Bilibio, Naiara Hernáez, transmitía a Diario LA RIOJA, después de que el pasado jueves saltaran las alarmas por la rotura de la bomba, lo que por el momento deja sin agua el lugar donde debe celebrarse el próximo 29 de junio la tradicional Batalla del Vino. A pesar de que el coste de la obra que devolverá el agua a San Felices es muy elevado (el desembolso es de 2.500 euros como mínimo), los trabajos de reparación ya están en marcha.

El origen del problema se encuentra en la bomba, la cual se ha estropeado y hay que sustituirla. La complicación de los trabajos radica en el lugar donde se encuentra dicha bomba, aproximadamente a 172 metros de profundidad. La priora señala que «esta circunstancia hace necesaria la utilización de un vehículo especial, que además ha elevado el presupuesto», añadiendo que «la bomba ya está pedida, y en San Pedro tendremos agua».