El juzgado autoriza el desalojo del inmueble de la calle Linares Rivas 2

Inmueble ubicado en la calle Linares Rivas número 2. :: /O.S.J.
Inmueble ubicado en la calle Linares Rivas número 2. :: / O.S.J.

El Ayuntamiento topa con la negativa de la familia que permanece en el edificio, que se opone a dejarlo «mientras no tengamos otro techo»

ÓSCAR SAN JUAN

El pasado 21 de enero la junta de gobierno local se daba por enterada de la resolución dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Logroño para la ejecución directa o subsidiaria de la reforma urgente de un inmueble de la calle Linares Rivas 2. Tras esta decisión el Ayuntamiento de Haro posee la autorización pertinente para entrar al inmueble y proceder con el arreglo de la cubierta.

El verano pasado un informe del arquitecto municipal daba pie a la declaración de ruina de la cubierta del edificio situado en la calle Linares Rivas 2, «al presentar un agotamiento generalizado de sus elementos estructurales». Consideraba necesarias «obras de reforma que garanticen la seguridad y la salubridad de la edificación».

El Ayuntamiento de Haro procedió con los trámites para llevar a cabo el desalojo del edificio y proceder al arreglo de su cubierta. Tras notificar a través del BOE la necesidad de desalojar el inmueble para desarrollar los trabajos de rehabilitación, el Ayuntamiento de Haro se vio obligado a acudir a la vía judicial ante la presentación, por parte de una de las familias afectadas, de un recurso alegando exclusión social.

La sentencia ha llegado y según fuentes municipales aún queda una familia viviendo en el edificio, que se resiste a abandonar su domicilio, declarando que no tienen ningún sitio a donde ir.

Desde el equipo de gobierno se está trabajando para que los pisos situados en la calle El Coso puedan ser utilizados para situaciones de emergencia como esta. El problema es que el Ayuntamiento de Haro no puede cederlos al Gobierno de La Rioja para proceder a su rehabilitación al no estar inscritos en el registro de la propiedad.

Este proceso se está llevando a cabo por parte del Consistorio, pero podría demorarse varios meses, porque, como detalla Javier Redondo, «el proceso de actualización de esos bloques incluye un proyecto de medición topográfica de toda la zona. Todos los datos son enviados a nuestra unidad técnica de obras para que con todos los planos se pueda acudir al catastro para incluirlos».

Hasta ese momento, y como nos explica el concejal de Obras Públicas y Vivienda, Javier Redondo, «estamos buscando un piso donde acoger a esta familia». «Ni ellos ni nosotros lo hemos encontrado», añade. El edil, que ayer mismo mantuvo contactos con esta familia asegura que «ellos me han dicho que no van a irse, que hasta que no tengan un techo no van a salir».

 

Fotos

Vídeos