La Junta de Personal reprocha a la Policía el escrito en el que justifica sus protestas

La presidenta considera «sorprendente» el comunicado y se reafirma en que denegó el nivel 18 a los agentes por ser «discriminatorio»

Óscar San Juan
ÓSCAR SAN JUAN

La presidenta de la Junta de Personal del Ayuntamiento de Haro ha respondido a la nota de prensa emitida el pasado 10 de mayo por la Policía Local de Haro. Los funcionarios comunicaban en ella que abandonaban las negociaciones y anunciaban que no continuarían con los compromisos adquiridos con la Corporación municipal, de manera que dejaban de realizar horas extraordinarias.

«Sorprendente». De esta forma se ha expresado la presidenta de la Junta en relación al escrito de la Policía Local de Haro. La presidenta les reprocha que «parece que han querido esperar a estar en campaña electoral». También indica que «no es cierto» que las negociaciones hayan sido buenas, remitiéndose a un comunicado que los delegados de la Policía Local lanzaron en el mes de octubre del año pasado, donde «acusaban a varios concejales de vender humo y de continuos incumplimientos de acuerdos pactados». Y, por último, hace referencia a que la nota de la Policía «no informa de aquello que constituye el objeto de la reivindicación a la que se refieren».

La presidenta de la Junta destaca que «la negociación de las condiciones laborales de los empleados municipales se hace en la Mesa de Negociación, exclusivamente», añadiendo que «en el año 2015 fue la propia Corporación quien dijo que no quería que existieran mesas sectoriales». Sin embargo, explica que «los delegados de la Policía llevan meses negociando unilateralmente cuestiones que a ellos les afectan, sin dar conocimiento ni a la Mesa ni al resto de Delegados, ni siquiera a los de su propio sindicato».

Una de las reivindicaciones se refiera al nivel 18, relativa a las tareas administrativas, y a lo que «me negué», admite la presidenta, «debido a que suponía una grave discriminación respecto a otros puestos de trabajo que existen en las oficinas municipales». Para concluir, la presidenta aclara que la Corporación podría haberlo aprobado, por lo que «declino cualquier responsabilidad que se me quiera atribuir en la denegación del reconocimiento del nivel 18 para la Policía Local».