El PP insta al Gobierno municipal a que detalle el programa y sus pactos

Olarte enseña una notificación que han recibido para que retiren su anagrama del balcón de la sede del PP

Ó. SAN JUAN

Vuelve septiembre, y vuelven los plenos, y con ello antiguos temas que eran frecuentes en la anterior legislatura, y que vuelven a salir a la luz en la actual.

Ayer se celebraba en el Ayuntamiento de Haro sesión ordinaria, que comenzaba con la aprobación de todos los puntos del orden del día, como la aprobación provisional de la 27 modificación puntual del Plan General Municipal de Haro para garantizar la aplicación de mejoras en la accesibilidad universal, la modificación del acuerdo convenio de las condiciones de trabajo económico-administrativo del personal funcionario y laboral del Ayuntamiento de Haro, o la aplicación de la revalorización salarial adicional del 0,25 por ciento de los empleados del Consistorio Jarrero.

Los ruegos y preguntas en la parte final del pleno, monopolizaron la sesión. Alberto Olarte, del Partido Popular, era el primero en preguntar, y lo hacía para pedir al ejecutivo local que expliquen los pactos de gobierno y el programa que llevarán a cabo durante los próximos cuatro años. La alcaldesa, Laura Rivado contestaba señalando que en el próximo pleno detallarían el programa a desarrollar. Olarte también presentaba una notificación enviada por el Ayuntamiento, en la que les requerían a los populares que debían retirar, según una ordenanza municipal, su anagrama de la balconada situada en la sede del Partido Popular. «No tenemos ningún problema en hacerlo, pero si los demás, incluidos ustedes también lo hacen», indicaba Olarte en referencia a otros carteles situados en diferentes lugares de la ciudad, y a los paneles que decoran los bajos del Ayuntamiento, y concluía Alberto Olarte a la reflexión a la primera edil de la ciudad, que respondía diciendo que «si el Ayuntamiento no cumple una ordenanza, la alcaldesa será la primera en cumplirla».

Arantxa Carrero asegura que «voy a dar seguridad al gobierno, y no hay nada que corra peligro»

Desde la bancada popular, José Ignacio Asenjo también exponía una amplia batería de preguntas, recuperando temas como el bar El Barquito, que Asenjo aseguraba que sigue cerrado «porque ustedes quieren» en referencia al equipo de gobierno, o el uso del antiguo mercado municipal, y que Laura Rivado recordó que servirá para dar conferencias, reuniones o exposiciones.

Por parte de Ciudadanos, Fernando Castillo también estuvo muy activo en el pleno, preguntando por el plan de ayuda al comercio local, la limpieza de distintos espacios de la ciudad, o preguntando a la Arantxa Carrero, concejal de Podemos-Equo e integrante del equipo de gobierno, si se había roto el pacto con el PSOE, a lo que la edil contestaba con rotundidad que «voy a dar seguridad al Gobierno y no hay nada que corra peligro».