«En Haro me siento en casa y es un gusto volver, siempre está ahí para mí»

Vega Arresti. /m. p.
Vega Arresti. / m. p.

La poeta jarrera presentó en su ciudad natal 'Rescoldo blanco de luna', su primera publicación

M. PALACÍN / E. B.

Vega Arresti nació en Haro y hace varios años cambió su residencia a Logroño. Desde que era una adolescente convive con la poesía, creyendo que está presente en todos los hombres, aunque solo algunos sean los que la dejen impresa. Se describe como una escritora intermitente. «Soy algo indisciplinada, no soy una escritora al uso», reconoce, y es que a veces el silencio ha imperado sobre sus palabras.

El pasado miércoles, 24 de julio, ofreció un recital de poesía en la plaza José Ruiz Extremiana 'El Feo' de Haro en el que presentó su primera obra 'Rescoldo Blanco de luna', una recopilación de sus mejores poemas.

El próximo 30 de agosto, Arresti presentará su poemario, editado por Siníndice, en la VII Feria del Libro de Poesía Clandestino.

«La naturaleza es mi camino, pero siempre termino tratando las emociones del hombre»

- ¿Cuál ha sido la motivación para escribir la obra?

- Hace mucho tiempo que quería escribir un libro. Me presentaba a muchos concursos locales y en un momento dado dije: ya vale, voy a escribir un poco más seguido. Así ha surgido el poemario, una obra que consta de 23 poemas.

- ¿Qué le inspira?

- Mi inspiración proviene de la naturaleza, pero siempre acabo en el ser humano. La inspiración no es algo tangible. La naturaleza es mi camino, es el primer paso, pero mi final es incidir en las emociones, en las luchas, en las peleas que las personas llevamos dentro de nosotros. Quizá sea algo como metafísico.

- ¿Su método de trabajo?

- Las ideas surgen siempre caminando. No sé por qué, dicen que es cuando se activa la serotonina. Cuando voy caminando barrunto, reflexiono y pienso. Luego compongo. Más tarde, ya en un lugar más tranquilo, tomo asiento y le doy forma. Así han nacido todos mis poemas.

- ¿Por qué 'Rescoldo Blanco de luna'?

- Muchos de mis poemas contienen la figura de la luna, adquieren esa metáfora. Me encanta la noche. No es una obra que vaya dedicada a nadie, solo una pequeña recopilación de mis poemas, los que más me gustan.

- ¿Qué sensaciones le dejó la presentación?

- Me sentí arropada, vi que la gente escuchaba. Yo siempre recito con un hilo musical de fondo, me parece que es una muy buena combinación. Esta vez me acompañó Carmen Bóveda. El lugar invitaba al recogimiento. En Haro me siento en casa y es un gusto volver, siempre está ahí para mí, por eso quise presentar el libro en mi ciudad.

-¿Cuál es su siguiente paso en el mundo de la literatura?

- Pues supongo que seguir escribiendo -ríe-, ahora tengo un trabajo más desahogado, entonces intentaré ser más disciplinada, porque la verdad es que cuando me pongo a ello siento mucha satisfacción. Es algo que me hace muy feliz. Cuando la gente dice que le ha gustado, para mí es como comerse el mejor manjar.