Haro proyecta el cuarto aparcamiento público de la presente legislatura

Arriba, la calle de Pilar Bajo; abajo, la calle de San Felices. :: D.M.A./
Arriba, la calle de Pilar Bajo; abajo, la calle de San Felices. :: D.M.A.

La obra incluye plazas de estacionamiento libre en la calle Pilar Bajo y la reurbanización del acceso por San Felices

DIEGO MARÍN ABEYTUA

La obra de construcción de un nuevo aparcamiento público está a punto de ser licitada por parte del Ayuntamiento de Haro. La intervención supondrá, además, la reurbanización de las calles de San Felices y de Pilar Bajo, situadas bajo la Atalaya, en pleno casco histórico de la ciudad. El presupuesto final estimado para la ejecución es de 298.565,29 euros, a sufragar con el superávit presupuestario de la liquidación del presupuesto municipal del 2017. La «vida útil de la inversión» se ha estimado en 40 años, ya que se trata de la «pavimentación de vías públicas», incluyendo varias plazas de aparcamiento libre, con un plazo de ejecución de menos de dos meses.

El proyecto forma parte del plan de acondicionamiento de la Atalaya y el casco antiguo, emprendido con la recientemente finalizada reurbanización de la plaza de la Paz y las calles Atalaya y Navarra. Junto a la construcción del nuevo aparcamiento se estima, en futuro, y como ya se anunció tiempo atrás, la construcción de un ascensor para subir y bajar desde El Ferial a la Atalaya y una pasarela peatonal sobre el río Tirón, todo a fin de acercar el barrio de la Estación al casco urbano de Haro.

La modificación del crédito para el proyecto de las calles de Pilar Bajo y de San Felices se aprobó en la última comisión municipal de Obras, Urbanismo y Vivienda, la última que presidió el concejal Manuel Gasalla Pozo antes de entregar su acta como renuncia a continuar en la Corporación municipal de Haro. Precisamente por este motivo, que provocará que el equipo de Gobierno jarrero esté en inferioridad frente a la oposición ejercida por el Grupo Municipal del PP y Patricia Mateos, esta modificación presupuestaria queda en el aire para aprobar en el próximo pleno municipal, a celebrar el 7 de noviembre.

«Vamos a reforzar el talud, asfaltar todo, colocar una barandilla y pintar unas plazas», explica Redondo

El aparcamiento público de Pilar Bajo sería el cuarto de los habilitados dentro de esta legislatura por el equipo de Gobierno de Haro, después de los de la Atalaya, el de la calle Santiago y el de la zona de La Magdalena, con una inversión total de 136.265 euros para esas 52 nuevas plazas ya en funcionamiento. «Lo primero que haremos es asfaltar la calle San Felices desde su bifurcación, señalizando bien la prohibición de estacionar para dejar el paso libre», informa el concejal de Obras, Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Haro, Javier Redondo. Añade que en la calle Pilar Bajo «vamos a reforzar el talud, asfaltar todo, colocar una barandilla de seguridad y pintar unas plazas de aparcamiento, ganando un poco más de terreno para que entren más vehículos».

Y es que el estacionamiento irregular es habitual en esa zona y con esta intervención el Consistorio harense pretende regularlo y ofrecer condiciones de seguridad tanto a los conductores como a los peatones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos