Haro despide a José Félix Vadillo en un multitudinario funeral

Entrada del féretro con los restos mortales de José Félix Vadillo a la iglesia de Santo Tomás. :: j.l./
Entrada del féretro con los restos mortales de José Félix Vadillo a la iglesia de Santo Tomás. :: j.l.

Familiares y amigos, así como las autoridades regionales y locales, dieron el último adiós al médico y diputado

JÖEL LÓPEZ HARO.

La iglesia de Santo Tomás, en Haro, se quedó ayer pequeña para despedir a José Félix Vadillo. El presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, encabezó un funeral que también contó con la presencia del consejero Carlos Cuevas, los diputados Jesús Ángel Garrido (PP), Francisco Ocón (PSOE), Juan Calvo (Podemos) y Diego Ubis (Ciudadanos), entre otros muchos compañeros de la Cámara regional del fallecido y miembros de la clase política, como el expresidente Pedro Sanz y gran parte de la Corporación municipal de Haro.

Y junto a ellos, llenaron la iglesia y la plaza de Santo Tomás muchos amigos, compañeros, vecinos y familiares, que en este caso es casi decir lo mismo.

En una homilía emotiva y comedida, el padre Jesús, primo carnal de la viuda, recordó «las ganas de vivir» de José Félix Vadillo, que falleció el pasado viernes tras una breve y fulminante enfermedad.

El sacerdote aseguró que «ante la falta de palabras, lo que más vale es estar cerca». Ante la multitud también advirtió de que «su muerte nos tiene que enseñar algo». Un momento en el que destacó la figura de Vadillo como médico y político. «Hay que aprovechar la vida», dijo.

Aunque la familiar prefirió no tomar la palabra, el oficiante hizo suya una frase dicha por su hija y que resume la importancia de Vadillo en Haro: «Era muy conocido y, además, muy querido».

Tras el oficio funerario, el féretro con el cuerpo de Félix Vadillo fue llevado al cementerio, donde recibió sepultura.

La inesperada muerte de José Félix Vadillo ha afectado mucho a los vecinos y compañeros de trabajo y de la política. Este jarrero de 60 años era, desde el 2009, director del centro de salud de Haro.

Desde el 2011 era diputado en el Parlamento riojano. Y precisamente por ello, su presidenta, compañera de formación y amiga Ana Lourdes González también quiso estar presente en el último adiós a una persona que deja un hueco en Haro y en La Rioja.