El gerente de la gasolinera lamenta que «nadie» haya pedido su opinión

El Ejecutivo jarrero prometió a los vecinos contratar a un abogado para estudiar un acuerdo que es «vitalicio»

JÖEL LÓPEZ

«Aquí todo el mundo se ha reunido, se ha movilizado, pero nadie ha venido para hablar con nosotros». José Muñoz es el gerente de la gasolinera de la que todos los jarreros han vuelto a hablar.

La inquietud ha vuelto a entrar en las casas del número 4 de la avenida de La Rioja. El cortocircuito sufrido por un cuadro eléctrico hace unas semanas ha encendido, de nuevo, todas las alarmas.

Muñoz entiende la inquietud popular pero hay algo que no comprende: «El Ayuntamiento aún no ha venido a hablar con nosotros a explicarnos nada de otras reuniones o de otras movilizaciones». E insiste: «Yo me enterado de todo por la gente que me cuenta».

Argumenta que «el cortocircuito no tenía nada que ver con la gasolinera» y afirma que la estación de servicio «cumple con todos los requisitos de seguridad». Añade que «es Repsol quien más interesada está en cumplir estas medidas».

Muñoz, que lleva en la gestión de esta popular gasolinera diez años, explica que «la cesión de esta actividad se realizó en su momento de manera vitalicia».

Aunque este extremo complica una posible salida de la gasolinera fuera del centro urbano, Muñoz no se cierra a hablar pero también asegura que «tendrá que haber una indemnización» para que compense esa salida. E insiste en que nadie del Ayuntamiento le ha puesto encima de la mesa ninguna opción.

Sobre la inquietud de los vecinos, que tras el accidente eléctrico han iniciado un calendario de reuniones y movilizaciones, Muñoz no es ajeno a él pero recuerda que la gasolinera «está donde está casi antes que el barrio en sí». Y afirma que «quien llega a este barrio a vivir ya sabe que la gasolinera está en la calle».

Más agitación vecinal

Al día siguiente del cortocircuito, vecinos del inmueble afectado pidieron una reunión con el Equipo de gobierno. El Ejecutivo escuchó sus reivindicaciones y se comprometieron, mediante un abogado, recabar toda la información administrativa de la relación con esta gasolinera que data de finales de la década de los sesenta.

Antes y después de este encuentro, los vecinos se han reunido entre ellos para valorar posibles acciones.

Según ha podido saber este periódico, la comunidad de vecinos afectada va a esperar a las conclusiones del Ayuntamiento aunque están buscando un mayor apoyo vecinal con concentraciones como la celebrada ayer en la plaza de la Paz.

Más

 

Fotos

Vídeos