«Mi cuadro escénico para 'Vega, la jarrera' es una declaración de amor a la tradición de Haro»

Ricardo Chiavetta posa en un vetusto piano de madera horas antes de estrenar su particular homenaje a la tradición jarrera en forma de pieza musical/Jöel López
Ricardo Chiavetta posa en un vetusto piano de madera horas antes de estrenar su particular homenaje a la tradición jarrera en forma de pieza musical / Jöel López

Ricardo Chiavetta estrena el domingo un cuadro musical en la obra 'Vega, la jarrera' para «devolver tanto cariño»

JÖEL LÓPEZ

Ricardo Chiavetta está emocionado e impaciente por enseñar una composición que es «una demostración de amor a Haro».

Con semejante carta de presentación, el director del área municipal de música de la localidad jarrera, guarda los detalles para que el próximo domingo, las tablas y las butacas del vetusto Teatro Bretón retumben con la emoción del cuadro escénico compuesto expresamente para esta representación de la tradicional función de 'Vega, la jarrera'.

Chiavetta insiste en el destinatario de la pieza: «Quiero devolver el cariño que he recibido de la gente de Haro en estos seis años que llevo en el puesto, en forma de sonido, con notas musicales».

«Quiero devolver el cariño que he recibido de la gente de Haro en estos seis años»

«La parte escénica jugará un papel importantísimo; la luz, el sonido y los recuerdos se mezclarán»

«Es necesario trascender utilizando el sonido como vehículo para vivir la música»

Y añade: «Va dirigido a todas esas personas que albergan dentro de sí esa sensibilidad especial que tan difícil es encontrar en estos días».

El compositor de origen argentino ha compuesto este cuadro con la emoción como ingrediente principal: «Es necesario trascender utilizando el sonido como vehículo para vivir la música».

Chiavetta es discreto «para no desvelar la sorpresa», pero reconoce que «la parte escénica jugará un papel importantísmo». Y explica: «La luz, el sonido, el decorado y los recuerdos se mezclarán en el teatro». Hay que recordar que tanto la letra como la música y la escénica son obra del artista afincado ahora en Haro.

La conjunción de todos esos elementos tienen otro objetivo: «Es mi deseo e intentaremos que aflore en ese mismo instante, desde el escenario y el foso hacia el corazón de cada uno de los presentes, un cúmulo de sensaciones que nos haga reflexionar, y sentir, en lo que dura el cuadro, la melancolía, la alegría y la esperanza».

El cuadro que se va a estrenar el domingo y que tendrá un segundo pase el 8 de junio incluye otro detalle jarrero donde los haya. Ya pocos vecinos desconocen que se celebra el centenario del Suntuosísimo Rosario de faroles de cristal. Un evento que está considerado como una de las señas de identidad más importantes de la ciudad.

Chiavetta no ha querido dar más detalles pero anunció que habrá una referencia sentida al rosario: « Es el fiel reflejo de su tradición, su cultura y devoción».

Con todos estos ingredientes y alguna «sorpresa» más, este músico anima a que todos los jarreros vayan a ver el estreno de esa obra dentro de la entrañable función de 'Vega, la jarrera'.

Chiavetta recuerda, apoyado en un piano antiguo de madera, que «este cuadro es un homenaje con mayúsculas a la tradición jarrera; a su sentir popular, a su esencia más íntima». Asume, también, que es una celebración para «los harenses y también los jarreros que han llegado aquí desde otros lugares».

 

Fotos

Vídeos