El Consistorio de Haro prevé el derribo de otro edificio céntrico en estado ruinoso

Fachada de la casa ubicada en la calle de La Ventilla 25. :: O.S.J./
Fachada de la casa ubicada en la calle de La Ventilla 25. :: O.S.J.

El edificio de la calle de La Ventilla número 25 sufrió desprendimientos en julio que obligaron a cortar el tráfico

ÓSCAR SAN JUAN

El pasado 21 de julio parte de la fachada del edificio sito en la calle La Ventilla número 25 se derrumbaba, obligando al corte del tráfico durante varios días. Tras el reconocimiento de los arquitectos técnicos se tomó la decisión de iniciar los trámites para declarar en ruina la vivienda.

Esta tarde tendrá lugar en la sala de sesiones del Ayuntamiento de Haro una junta de gobierno de carácter extraordinario en la que se abordarán, entre otros asuntos, la declaración en ruina del edificio ubicado en la calle La Ventilla 25.

El objetivo de declarar en ruina la vivienda es poder llevar a cabo su derrumbe, ya que en palabras del concejal de Obras Públicas, «existe un peligro para la vía pública». El Ejecutivo jarrero ya comunicó al propietario esta nueva condición del inmueble instándole a su derribo.

«Si los propietarios no lo hacen, debemos intervenir nosotros en las casas que se hallan en mal estado»

Siguiendo un procedimiento ya habitual en este tipo de edificios, ahora corresponde a los propietarios a decidir la forma de actuar con respecto a su vivienda. En el caso de que pasado un tiempo acordado por ambas partes el dueño se negara o demostrara incapacidad de llevar adelante esta demolición, será el Ayuntamiento quien podría hacerlo de manera subsidiaria, argumentando para ellos motivos de seguridad.

Unos días antes de aquél suceso se produjo otro desprendimiento en un edificio de la calle San Martín al venirse abajo varios trozos del alero de dicho edificio. Por desgracia no es nueva esta situación, ya que recientemente el Ayuntamiento de Haro ha retomado los trámites para derribar la casa ubicada en la calle Sánchez del Río número 7, edificio anexo al Ayuntamiento y de titularidad municipal, debido al hundimiento de una parte de su tejado.

Esta situación llevó a Podemos Haro a lanzar un comunicado el pasado jueves pidiendo responsabilidades al Gobierno local, concretamente en la figura del concejal de Obras, Javier Redondo, al que llegaron a exigir su dimisión.

Redondo no quiso contestar a este escrito de la formación morada. Sin embargo, el edil explica que «ese hundimiento ya había sido limpiado y se había iniciado un proceso de desprotección para poder tirarlo, porque no nos queda más remedio».

Actuaciones con arreglo a las ordenanzas

El concejal de Obras Públicas del Consistorio jarrero ha comentado a este diario que «lo que habría que hacer es actuar sobre las casas, los solares y las propiedades que están mal mantenidas, por una normativa, unas ordenanzas específicas, que están puestas sobre la mesa, la última de ellas fue la semana pasada».

«Estas ordenanzas lo que hacen es desproteger la propiedad de la gente que tiene solares y casas en mal estado. La única solución es forzar a los propietarios, y si ellos no lo hacen seríamos nosotros los que actuaríamos. Si no intervenimos y dejamos que los propietarios de estas viviendas actúen como consideren seguiremos como estamos hasta ahora», añadió Redondo.

Asevera el edil que «no se puede llegar a ningún plan si no tenemos ordenanzas que nos apoyen, y de momento, aunque estas ordenanzas están redactadas, no tenemos el apoyo de nadie».

 

Fotos

Vídeos