El baloncesto regresa a Haro

Eugenio García preside y entrena el nuevo proyecto deportivo

DIEGO MARÍN A.

El baloncesto, como el balonmano, es un deporte con mucha historia en Haro, pero que el paso de los años ha ido perdiendo protagonismo en favor del fútbol y el voleibol. Hace seis años el Club Baloncesto Haro dejó de competir, pero la próxima temporada 2019-20 regresará a las canchas con un equipo senior. Eugenio García se ha encargado de revitalizar el club como presidente y entrenador, junto a Javier Alcalá como secretario.

El pasado lunes se presentó el nuevo equipo en la Quesería Los Cameros de Haro, que se convierte en el patrocinador del club en su regreso a la actividad. Sonia Martínez, directora comercial de Los Cameros, recibió al Club Baloncesto Haro y ejerció de anfitriona en una visita guiada a las instalaciones de la quesería y una posterior cata de quesos.

El equipo competirá en la liga senior masculina contra equipos de Calahorra, Alfaro, Arnedo, Santo Domingo de la Calzada, Cenicero y Nájera. El próximo 20 de agosto comenzará la pretemporada del equipo con el primer entrenamiento y la primera toma de contacto de los jugadores con la cancha. El primer partido oficial se celebrará a mediados de octubre. El objetivo del nuevo equipo harense es ascender a la Segunda División Nacional Interautonómica. Al margen de lo competitivo, el trabajo del Club Baloncesto Haro es más amplio ya que firmará un acuerdo con el centro escolar Corazonistas para gestionar sus equipos escolares de baloncesto, a fin de crear una base y cantera. De hecho, desde el Sagrado Corazón han mantenido vivo el baloncesto en Haro durante las últimas campañas, en categorías inferiores.

El equipo competirá en la liga senior masculina de La Rioja con el objetivo de ascender a la 2ª División Nacional Interautonómica

Quesería Los Cameros también colabora con otros equipos, como el Club Voleibol Haro, que compite en la Liga Iberdrola, y el Club Haro Deportivo, que jugará este año en la Segunda División Nacional. Jesús Martínez y Justa González fundaron esta empresa en 1961, que ha crecido y ahora produce anualmente 1.900 toneladas de queso en sus instalaciones del polígono industrial Fuenteciega.

Más