El Ayuntamiento niega que las piscinas causen la falta de agua en El Remolino

Las piscinas de verano han estado en el foco de la polémica estos días. :: j.l./
Las piscinas de verano han estado en el foco de la polémica estos días. :: j.l.

La comunidad de regantes se reunió con el Ejecutivo jarrero para inspeccionar la zona y buscar la mejor solución

JÖEL LÓPEZ

La falta de agua para regar los venajos de la zona de El Remolino de Haro vuelve a ser protagonista este verano. Tras la preocupación de algunos vecinos que achacaban al uso que las piscinas hacen del agua, el Ayuntamiento asegura que la captación utilizada no repercute en los terrenos mencionados.

El concejal de Obras, Javier Redondo, ha confirmado que el pasado sábado, trabajadores municipales celebraron una reunión sobre el lugar para «conocer realmente la situación y las posibles causas». Así, Redondo es tajante: «Las piscinas no quitan agua a nadie».

A ese encuentro también acudieron miembros de la comunidad de regantes de Haro. Aunque confirman la reunión, este colectivo prefiere no hacer declaraciones ya que tiene previsto emitir en breve un comunicado expresando su opinión con detalle sobre este tema una vez que celebren una reunión de su junta de gobierno.

Redondo explica que «las piscinas se sitúan encima del recorrido que baja a los terrenos de El Remolino». Aun así, el agua que usan estas instalaciones viene de una acequia distinta a la que, en principio, usarían los regantes de los venajos afectados.

Sobre las causas de esta falta de aguas, Redondo afirma que «hay que estudiar bien la situación». La reducción del caudal por la época estival y que el recorrido natural del agua se ha llenado, con el tiempo, de raíces y maleza que impidan el correcto discurrir del agua pueden ser algunos de los factores.

De todas formas, el problema, que al parecer es recurrente cada verano, necesita una investigación concreta para establecer unas soluciones definitivas para que no se vuelva a repetir próximos veranos.

 

Fotos

Vídeos