El pleno de Haro aprueba en pleno el presupuesto de 2019 con los votos en contra del PP

Pleno en el que se aprobaron los presupuestos 2019. :: /OSJ
Pleno en el que se aprobaron los presupuestos 2019. :: / OSJ

Asenjo considera que es un presupuesto malo para la ciudad y Rivado que es el mejor para no hipotecarla

ÓSCAR SAN JUANHaro

El pasado lunes el equipo de gobierno de Haro presentó los presupuestos del curso 2019. Estos presupuestos que ascienden a la cifra de casi 12 millones de euros fueron ratificados en la noche de ayer con los votos a favor de los grupos municipales que ocupan el poder, pero con los votos en contra de la bancada popular.

José Ignacio Asenjo fue el encargado, por parte de la oposición, de criticar los presentes presupuestos a los que calificó «prácticamente idénticos a los anteriores», señalando que «la mayoría del equipo de gobierno no los han leído, y que si los habían leído carecían de comprensión lectora». El portavoz popular se refirió a los presupuestos como «malos y perjudiciales para la ciudad. Además, privan de algunos servicios a los ciudadanos», señalando por ejemplo en el capítulo de inversiones que «se reducen considerablemente en 567.814 euros». Añadía Asenjo que «un año más se olvidan de lo que es prioritario y urgente como el tejado del Ayuntamiento, la unidad de ejecución de las antiguas bodegas Martínez Lacuesta, que proporcionarían unas 300 plazas de aparcamiento, la unidad de ejecución de la zona de Mercadona, la unidad de ejecución de la zona del Silo, la compra de terrenos para el parque empresarial de La Zaballa, el pabellón multiusos o comprar edificios en el casco histórico». Por último, Asenjo aseguraba que no serán capaces de cumplirlos.

La alcaldesa de Haro, Laura Rivado recalcó a la oposición que« con este presupuesto la deuda por habitante será de 50 euros por persona, cuando antes estaba en 700 euros por habitante», y recordaba una bajada de impuestos que ha supuesto una congelación del IBI en 2016, una bajada del 3% en 2017, una bajada del 3% en 2018, y una congelación del IBI en 2019«.

El concejal de obras públicas, Javier Redondo reconoció al señor Asenjo que realmente hay un problema importante de personal en obras, pero que no es el momento de invertir en La Zaballa puesto que es un proyecto que se quedaría parado durante muchos años, a lo que José Antonio Asenjo contestaba que es «urgentísimo». También dijo Redondo que «no vamos a comprar edificios porque la situación no está para ello».

Otro aspecto a debate fueron las subvenciones aseverando Asenjo «que son incapaces de traer inversiones de fuera», a lo que Rivado le recordó la próxima firma de un convenio que supondrá el 30% de la inversión del mercado municipal, el convenio de cabeceras de comarca, o la reactivación del María Díaz.

Rivado concluía diciendo que «es el mejor presupuesto para ciudad sin llegar a hipotecarla».

 

Fotos

Vídeos