Casi 300 antorchas iluminan la Jira

Tras el almuerzo, la merienda, la Jira y el jolgorio, la vuelta es el colofón a una fiesta divertida como pocas. Y a la vuelta, el Ayuntamiento de Haro ofrece en la Estación Enólogica antorchas para realizar el pasacalles como manda la tradición. Este año, según informan fuentes municipales, se han repartido cerca de 300 luminarias para completar el recorrido. Aseguran que a las peñas se les proporciona un número determinado y que, con respecto al año pasado, en la Enológica se han retirado menos antorchas. En cualquier caso, los participantes han cubierto el recorrido entre Fuente El Moro y la plaza de la Paz con diversión, fuego y toda la energía de la que aún hacen gala. Tampoco los peregrinos improvisados andaban muy sobrados de energía después de cuatro días intensos de actos religiosos y festivos para celebrar a la Virgen de la Vega. Ahora queda el regreso a la vida cotidiana aún con el recuerdo de las charangas en la cabeza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos