La alcaldesa de Haro asegura que dejará la deuda municipal a cero en junio

Rivado enseña datos deuda. :: A.H./
Rivado enseña datos deuda. :: A.H.

Laura Rivado, que recordó que a 1 de enero del 2015 el pasivo se elevaba a 3.130.000 euros, afirmó que la nueva corporación «tendrá las manos libres»

Óscar San Juan
ÓSCAR SAN JUAN

La deuda del Ayuntamiento de Haro quedará a cero el próximo mes de junio, según aseguró ayer la alcaldesa jarrera, Laura Rivado, que, amparada en los números de los últimos años, presumió de ser «la primera cabecera de comarca que logra dejar la deuda a cero». La regidora explicó las saneadas cuentas por la aplicación de amortizaciones ordinarias y extraordinarias y remanentes de tesorería que han permitido alcanzar esta óptima situación. Los 3.130.000 euros de pasivo contabilizados a 1 de junio del 2015 se han reducido -según puso de manifiesto Rivado- a 287.500 euros este año y quedarán a 0 el próximo mes.

La primera edil jarrera compareció ayer ante los medios de comunicación y recordó que el pasado 2 de mayo, durante el último pleno de la legislatura, se acordó una amortización extraordinaria, que consistió en aprobar el expediente de modificación de suplemento de crédito financiado mediante remanente de tesorería. Esta amortización se traduce -insistió Rivado- en que «la ciudad de Haro no debe dinero a ninguna entidad bancaria y que, por tanto, se queda con deuda cero».

La alcaldesa destacó que «somos la primera cabecera de comarca en dejar la deuda a cero y ello se debe al esfuerzo económico y a las políticas adoptadas por este ejecutivo». En este sentido, añadió que se cancelan todos los importes pendientes con las entidades bancarias, algo que se ha conseguido «bajando impuestos, controlando el gasto, manteniendo y aumentando los niveles de inversión, pero sobre todo pensando en las corporaciones que quedan por venir y en los propios jarreros».

Los números

La socialista presentó las cifras de deuda a 1 de enero desde el 2015, cuando fue de 3.130.000 euros. En el 2016 se recortó a 2.330.000 y a 1.100.000 en el 2017. En el 2018, la cifra se rebajó a 730.000 y alcanzó los 287.500 euros este año.

Para el curso actual estaba prevista una amortización ordinaria de 174.750 euros. Ahora, con el remanente de tesorería, -agregó- «hemos aumentado esta partida en 112.750 euros más, por lo que este ejercicio cancelaremos todas las deudas de esta administración».

La alcaldesa también indicó que «pese a que nos encontramos unos niveles de deuda muy manejables, cuando accedimos al Gobierno municipal, la nueva Corporación resultante de las elecciones de mayo, no va a ver hipotecado su futuro y el nuevo ejecutivo tendrá las manos libres».

La regidora municipal comentó, también, que «si existen niveles tan bajos de deuda, es fruto de que nosotros en el 2016 hicimos una amortización extraordinaria y renegociamos créditos». «El Ayuntamiento de Haro ha tenido un ahorro considerable por esas operaciones, y la consecuencia es que a día de hoy la deuda es 0», remachó.

Más