El paisaje de Haro exige voluntad

Varios voluntarios acudieron a la reunión informativa para conocer cómo va a ser el proceso. :: c.v./
Varios voluntarios acudieron a la reunión informativa para conocer cómo va a ser el proceso. :: c.v.

La Plataforma en Defensa del Rioja ha repartido 350 dossieres y alista a sus voluntarios

C. VALDERRAMA

Haro se ha volcado en el apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular que la Plataforma en Defensa del Rioja quiere llevar al Parlamento de La Rioja. El pasado martes se celebró una reunión para informar a las personas que quieran colaborar y tres días después ya hay un centenar de personas que se han sumado a la iniciativa.

La Plataforma quiere conseguir que el Parlamento de La Rioja elabore una ley para defender el paisaje del Rioja ante posibles construcciones e infraestructuras. Solicitan una normativa que regule y frene las agresiones al paisaje, aunque no lo impidan. Y para poder presentar la ILP en el Parlamento riojano necesitan al menos 6.000 firmas de personas mayores de 18 años y empadronadas en La Rioja.

Esta semana han recibido los cuadernillos para la recogida de rúbricas sellados por el Parlamento y ya han comenzado a repartirlos entre los voluntarios.

Los 350 que tenían sellados ya están todos repartidos y se espera que para el lunes envíen otros tantos a la institución regional para que los oficialicen y continuar así con el reparto.

Las personas que sólo quieran firmar, pueden pasarse por el centro municipal de Cultura de Haro y los que quieran llevarse a casa o al trabajo un dossier para completarlo, pueden preguntar en Cultura o a los representantes de la Plataforma.

Desde la asociación han designado a diez personas que se encargarán de repartir los cuadernillos y recogerlos. De los diez, cuatro son concejales del Ayuntamiento de Haro, uno por cada partido con representación municipal, y los otros seis son integrantes de la Plataforma. Cada uno de esos fedatarios coordina un grupo de voluntarios.

Aunque el tope para la recogida de firmas es el 12 de agosto, a principios de julio recogerán todas las obtenidas hasta esa fecha para recontar y comprobar cuántas hay. A partir de entonces decidirán si tienen que intensificar la campaña informativa o continuar con el calendario previsto.