Cierra el Madrid, otro bar clásico de la plaza de la Paz

Juan Manuel Sáenz posa ante su bar, el Madrid, con un cuadro de la misma fachada de José Uríszar. /
Juan Manuel Sáenz posa ante su bar, el Madrid, con un cuadro de la misma fachada de José Uríszar.

El establecimiento hostelero jarrero ha cerrado sus puertas después de 67 años abierto

DIEGO MARÍN A.

Primero fueron las cafeterías Suizo y Época y, ahora, también el Madrid. En pocos meses la plaza de la Paz, corazón de Haro, ha perdido tres de sus emblemáticos establecimientos hosteleros. Bien es cierto que los motivos en cada caso son muy distintos. Para José Manuel Sáenz, dueño del bar Madrid, la razón es que se jubila a los 64 años.

Después de 47 años trabajando en la hostelería, al propietario del bar Madrid le llega la hora de la retirada laboral, no sin pena. El negocio ahora está en traspaso y busca a alguien que se haga cargo del mismo. El bar funcionaba y era querido por una «clientela muy buena que no me quería dejar marchar», advierte Sáenz. «Yo daba los cubalibres a los trabajadores de La Herradura, y también los desayunos. Desde siempre este ha sido un bar de referencia para los compañeros de la hostelería, como para mi amigo 'Pirolo', pero ya es mucha paliza para mí», afirma José Manuel Sáenz.

Además, el bar Madrid fue pionero, según cuenta Sáenz, en ofrecer bollería propia, café 100% natural y en ofertas el 'desayuno especial'. «Cuando iba de vacaciones me fijaba mucho en los demás sitios y ofrecía lo que pensaba que iba a funcionar», asegura el propietario. Siempre ha sido muy innovador: «Puedo presumir de que siempre he tenido el mejor mostrador de Haro, lo cambiaba mucho, con marisco cuando nadie más lo tenía. Ser exclusivo en ciertos aspectos es lo que me ha servido para tener éxito».

La despedida, eso sí, fue a lo grande: «Trabajamos mucho durante la Semana Santa, pero es lógico, porque faltan muchos bares». Y, con el cierre del Madrid, ahora falta otro más, a la espera de ser reabierto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos