Renace la afición ajedrecística en Haro

Manuel Gasalla y Carlos Rioja posan con el escudo del nuevo Club Jarrero de Ajedrez. :: /
Manuel Gasalla y Carlos Rioja posan con el escudo del nuevo Club Jarrero de Ajedrez. ::

El Club Jarrero de Ajedrez desea hacer pensar con este «juego de caballeros netamente intelectual»

DIEGO MARÍN A.

Hace casi treinta años que Haro no contaba con un club de ajedrez. Entonces Manuel Gasalla presidía el Club Harense de Ajedrez 'Peón al Paso', que durante tres años -en los que existía mucha afición en Haro por este juego- impartió clases a 32 niños. Ahora Gasalla es concejal del Ayuntamiento de Haro y ha apoyado la creación del nuevo Club Jarrero de Ajedrez que preside Carlos Rioja, con Bonifacio Sagredo como secretario y Rubén Quintana como tesorero, entre otros miembros. En total, son catorce socios con los que nace el club. La sede se ha establecido en el estadio municipal de deportes El Mazo y estará abierta los jueves de 18.30 a 21.30 horas.

«Consideramos que es una gran propuesta, muy beneficiosa», destacó el concejal harense Manuel Gasalla, deseando que la entidad «sea de largo recorrido porque no se trata de un curso de ajedrez, va mucho más lejos, la finalidad es implantar diferentes hábitos intelectuales que permitan resolver problemas que se planteen en el área escolar o de la vida cotidiana».

Aunque existirá la posibilidad de federarse y competir, el primer objetivo del Club Jarrero de Ajedrez es la formación, enfocando su trabajo en dar a conocer este «juego de caballeros», una disciplina «netamente intelectual», para «desarrollar el pensamiento lógico». «La práctica del ajedrez potencia la concentración, el análisis, el cálculo... con él se piensa, se controlan los impulsos», explicó el presidente del club, Carlos Rioja, convencido de que el nacimiento de la entidad no debe perseguir el objetivo de «'sacar' campeones» sino de que sus practicantes, a ser posible niños, «piensen».

La inscripción como socio en el Club Jarrero de Ajedrez cuesta 12 euros más 1 euro al mes. «Su práctica es de lo más barato que hay, sólo hace falta un tablero y nosotros ya tenemos el material a disposición de los socios», expuso Carlos Rioja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos