Las empresas del champiñón riojano alertan de la competencia manchega

Planta de envasado de champiñón fresco. :: sonia tercero/
Planta de envasado de champiñón fresco. :: sonia tercero

Champifresh y Riojal de Autol señalan la dimensión y recursos muy superiores en Castilla-La Mancha con mano de obra más barata

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

El sector del champiñón ha sido noticia esta semana por la huelga que UGT-Fica y CCOO Industria convocaron en las empresas Champifresh y Riojal de Autol, pertenecientes al grupo Riberebro. Finalmente, el acuerdo alcanzado el miércoles entre los sindicatos y la patronal provocó el cese del paro y de las movilizaciones, que en principio estaban previstas durante seis días, hasta ayer.

Las reivindicaciones de mejoras salariales y de los horarios de las jornadas laborales fueron dos de los principales temas de un convenio que afecta a los empleados de los centros dedicados a la producción y comercialización del champiñón fresco (diferente al de conservas vegetales que también conllevó una huelga en junio antes de acercar posturas que llevaron al entendimiento en julio).

¿Cuál es la situación actual de este cultivo? Desde Champifresh y Riojal explican que «el sector del champiñón fresco se caracteriza por ser una actividad intensiva en mano de obra, con altas exigencias de calidad y servicio al cliente, y bajos tiempos de planificación y reacción. Cumplir esas exigencias es básico para tener opciones de futuro».

La Rioja tiene que hacer frente a un nivel de competitividad muy alto El Centro Tecnológico del Champiñón está considerado un referente en Europa en I+D+I El sector se caracteriza por una actividad intensiva en mano de obra con altas exigencias de calidad

En España está a la cabeza Castilla-La Mancha, con casi tres veces más tamaño que la industria riojana del champiñón fresco. Según las empresas autoleñas, «además de la dimensión y recursos muy superiores, en la región de Castilla-La Mancha se tiene acceso a costes de mano de obra mucho más bajos y flexibilidades laborales superiores. Todo ello redunda en un nivel de competitividad muy alto, al que La Rioja y sus empresas deben hacer frente en un entorno de consumo final muy concentrado en las grandes superficies de distribución (supermercados y mercados centrales)».

Otro asunto es cómo están posicionados el champiñón y la seta en La Rioja. Desde el Ejecutivo regional se ha destacado que se trata del segundo sector en importancia por detrás del vino. Además, el Centro Tecnológico del Champiñón de nuestra comunidad autónoma está considerado «un referente en Europa en términos de I+D+I sobre champiñón, con líneas de investigación en materia de plagas, experimentación de nuevos cultivos, variedades y sustratos o generación de biogás».

Francisco Tomás Sáenz López, presidente de la Asociación Profesional Asociación Profesional de Productores de Sustratos y Hongos de La Rioja, Navarra y Aragón (ASOCHAMP), ratifica que la situación es «muy delicada» y los retos a los que se enfrenta el sector, importantes. Incide en la necesidad de promocionar el consumo de champiñón fresco en España, que está muy por debajo de los niveles europeos.

«Si se equiparara el consumo a Europa, la producción actual no llegaría para abastecer el mercado nacional, habría que incrementarla, se crearían puestos de trabajo y riqueza», termina Sáenz.

 

Fotos

Vídeos