Educar para la vida

El 'Barrio' es el ambiente en el que trabajan de forma manipulativa las matemáticas y creación. :: /Ernesto Pascual
El 'Barrio' es el ambiente en el que trabajan de forma manipulativa las matemáticas y creación. :: / Ernesto Pascual

El CRA del Cidacos aparta el libro y las notas e implanta un modelo basado en el propio ritmo del alumno

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Los alumnos llegan, se descalzan y se visten con zapatillas de casa. Los profesores también. Es la primera imagen del cambio que ha comenzado a implantar el colegio rural agrupado (CRA) del Cidacos con el proyecto 'Educando en ambientes', pionero en La Rioja.

«Después de 20 años, te cansas de la educación tradicional, del libro y el cuaderno, y necesitas darle más utilidad al tiempo de clase», explica José Antonio Garrido, director del CRA. «Hemos cambiado la idea de educar para la nota por la de educar para la vida», añade. Inspirados en otras experiencias y pedagogías españolas y europeas, los profesores del CRA han desarrollado su programación, materiales, actividades...

El primero de los centros del CRA, que cuenta con 46 alumnos y 13 profesores, que ha asumido por completo la educación por ambientes es el de Arnedillo, para ir exportándolo a Herce, Préjano o Enciso. Para conocer la oferta, el centro vive hoy jornada de puertas abiertas con visitas guiadas a las 17 y 19 horas.

Con aulas alejadas del diseño tradicional de sillas y mesas, el centro de Arnedillo trabaja con ambientes en sus diversas plantas: Infantil; 'Editorial', que bebe de la Lengua y las artes -e incorpora una radio-; el de 'Ciencias'; el 'Barrio', que funciona como una cooperativa; el 'Atelier' para desarrollar la creatividad; y el 'Huerto'. También surgen propuestas como una caja sensorial, la invitación a la lectura entre los pasillos, juegos...

Basado en la neurociencia hacia una pedagogía activa y viva, el niño es protagonista de su aprendizaje desde las necesidades que plantea, marcando el ritmo, y desde su toma de decisiones. «Buscamos el momento del niño para aprender cada cosa -explica Garrido-. Quizá hoy no sea el momento para aprender a sumar y sí lo sea mañana... con lo que no lo sientes a hacer caligrafía». En el respeto a las etapas del desarrollo y atentos al momento idóneo y a las necesidades para aprender, la profesora Marisa Gil plantea que «si un niño es capaz de dividir en 2º en lugar de en 4º de Primaria como está previsto, ¿por qué no se le ofrece la oportunidad?». Llega el cambio.